Luchar contra el olvido y el abandono

WhatsApp Image 2017-11-05 at 20.45.17

El desastroso error de acumular toda la arena y gran cantidad de agua de mar junto a los eucaliptos de la playa de San Pedro  durante los trabajos de regeneración de la arena en la playa y que provocó su muerte, nos imaginamos que ha servido de precedente para que no ocurra en ningún otro lugar de nuestro país.

Ya hemos superado el duelo que nos costó la muerte de las dos terceras partes de los eucaliptos que hacían de la playa de San Pedro Alcántara un lugar singular. Incluso vimos como positivo que se intentara sacar un provecho del desastre dejando, tras la tala obligada de los árboles, los tocones de tres metros de altura para convertirlos en tallas que dieran un toque artístico al paisaje.

Se lanzó una propuesta abierta desde la Tenencia de Alcaldía de San Pedro para que artistas interesados o interesadas presentaran sus bocetos y, una vez aprobados, los ejecutaran en los troncos. Respondieron dos empresas que patrocinaron la talla de algunos de los árboles y todos hemos disfrutado de las esculturas, incluso se han convertido en un atractivo añadido al paseo marítimo. Muchas personas paran frente a ellos para contemplarlos.

En estos momentos la madera se está empezando a degradar al no haberse procedido a aplicarle los tratamientos de defensa ante las condiciones climáticas y ante la acción de los xilófagos que en poco tiempo terminarán por destruirlos. Ahora empiezan a dar sensación de lástima más que apreciar su belleza.

Queremos saber si desde la Tenencia de Alcaldía de San Pedro o desde otra instancia oficial se está pensando en continuar con la obra empezada.  Si no hay nada pensado desde Marbella Activa nos ofrecemos para iniciar una campaña ciudadana para hacerlo. Pensamos que si la talla es problemática se puede abrir la propuesta también a la pintura. Planteamos la posibilidad de abrir un concurso de ideas para determinar los temas a plasmar en los troncos y también una campaña de recogida de fondos para financiar su ejecución si desde el Ayuntamiento no pueden financiarlo.

 MARBELLA ACTIVA. “Por una ciudadanía activa”

¿Qué está pasando en nuestras aulas?

bannerverkami2

Este próximo lunes, día 30 de Octubre, a las 12:00 de la mañana  vuelve a las ondas el programa de radio ¿Qué está pasando en nuestras aulas? Estará conducido por Francisco Cervera de Marbella Activa y Eva Villén de Radio Televisión Marbella y con Manuel Mellado y Fabiola Mora de colaboradores. Un programa que forma parte del proyecto educativo de la asociación Marbella Activa y que se emite en el 106.7 de la FM:

Como sabéis se trata de un programa de educación que pretende:

  • Involucrar a la comunidad educativa para que, de forma sistemática, se enseñe el Patrimonio Natural y Cultural de nuestro municipio.
  • Que las mejores ideas y las buenas prácticas educativas puedan ser visibles y compartidas.
  • Ayudar a que nuestra ciudad pueda convertirse en una auténtica “ciudad educadora” con la mira puesta en la formación, promoción y desarrollo de todos sus habitantes. Atenderemos prioritariamente a niños y jóvenes, pero llegamos con voluntad decidida de incorporar en el proceso educativo a personas de todas las edades.
  • Darle voz a todos los protagonistas: experiencias destacadas, trabajos merecededores de reconocimiento…

Este año pone en marcha un concurso: ¿Conoces tu ciudad? Ponte a prueba.

Cada semana te vamos a proponer una cuestión para medir tu grado de conocimiento o tu habilidad para buscar información. Y te lo vamos a premiar. En cada programa vamos a sortear un regalo entre los participantes que hayan acertado la pregunta. Unas veces te invitaremos a comer, otras será un libro, unas entradas, un lote de productos…Siempre conocerás previamente el regalo propuesto.

¿Vas a dejar pasar esta oportunidad? Bastará con entrar en nuestra página de Facebook de Marbella Activa y dejarnos tu respuesta. A la semana siguiente diremos la respuesta correcta, el nombre del ganador y la forma de recoger su premio.

Un museo para la ciudad

Collage trabajo evaluacion

Un deseo, un sueño…¿para cuándo una realidad?

Llevaba ya tanto tiempo imaginándolo que me parecía mentira que por fin se fuera a inaugurar; pero allí estaba. Al acercarme, no pude dejar de sentir el legítimo orgullo de pertenecer a uno de los colectivos que lo había hecho posible.

Alrededor del faro todo era bullicio y expectación: conocíamos el proyecto, pero nos inquietaba saber cómo se había llevado a cabo. Me encontré con representantes de todos los colectivos que habían aportado su granito de arena para que, ahora, nuestro Patrimonio pudiese ser más conocido, más valorado, más difundido. Allí estaban también, como no, todos los grandes, esos a los que debemos todo lo que investigan y todo lo que comparten con nosotros a través de sus libros y de sus imágenes. Allí pude ver a Ana María Mata, a Javier Lima, a Dolores Navarro, a Lucía Prieto, a Andrés García, a Viejo Pérez, a Francisco Javier Moreno, a Escolástico Martín…Y también a nuestros políticos con su alcalde, José Bernal, al frente de su segunda legislatura, a quienes hay que agradecer las gestiones que liberaron el espacio del Faro para convertirlo en el Museo Fernando Alcalá de la ciudad de Marbella. Y, como no, nuestra querida RTV Marbella grabando para la posteridad aquel momento.

En el pequeño hall de entrada un grupo de estudiantes voluntarios se afanaban por darnos la bienvenida, entregarnos el folleto del recorrido y urgirnos para que nos dirigiésemos al salón de actos porque la inauguración iba a dar comienzo.

El salón de actos no era grande y aquel día estaba abarrotado. Calculé unas 100 personas deseosas de no perderse nada de aquel momento y bastante gente en los pasillos laterales por falta de espacio. En la mesa presidencial estaba la Consejera de Educación de la Junta, el concejal de Cultura, el alcalde y el director del Museo.

Todos hablaron de la importancia de salvaguardar ese  conjunto de bienes y elementos materiales, inmateriales y naturales que nos ayudan a entender nuestra cultura y a mantener la cohesión social. Comentaron que el Patrimonio es algo vivo, que ha ido fraguándose con el paso del tiempo pero que seguimos construyendo día a día y que hace posible la permanencia de una diversidad cultural que nos enriquece. Insistieron en que  nos muestra la pervivencia del pasado, nos otorga identidad y una herencia cultural compartida, nos muestra unos valores que han ido permaneciendo en la memoria y en el tiempo y establece vínculos entre personas y comunidades.

El director del nuevo Museo de la ciudad puso especial énfasis en que aquel pretendía ser un Museo vivo, con actividades continuas para todos los grupos de edad, como debía ser lo propio de una ciudad educadora como Marbella. Prometió hacer un esfuerzo especial para que allí confluyeran las personas mayores, cargadas de recuerdos y de saberes, con nuestros escolares haciendo un trabajo conjunto en talleres tradicionales; prometió que allí tendrían un lugar especial para exponer todos los marbelleros y todos los colectivos que trabajasen sobre nuestro Patrimonio y que pretendía hacer de nuestro Museo un centro de investigación y difusión de nuestros valores patrimoniales. Nos recordó, asimismo, que la responsabilidad sobre el patrimonio recae no sólo en la administración sino, sobre todo, en todos los ciudadanos individual y colectivamente considerados.

Al finalizar el acto, se nos dividió en grupos de diez personas para hacer el recorrido del Museo. Al frente de cada grupo se puso uno de los estudiantes voluntarios de la entrada. Eran alumnos de Bachillerato que se habían convertido en auténticos guías. Se les notaba un poco nerviosos; pero, según avanzaban por el Museo, fueron sintiéndose más y más seguros y nos hicieron disfrutar del recorrido.

Sigue leyendo

El Castaño Santo en peligro

CastañoSantoSubsistir durante siglos a catástrofes naturales, acontecimientos bélicos y a un sin fin de adversidades es digno de admiración y, sobre todo, de reconocimiento a un ser vivo que ha logrado a través de los tiempos penetrar en el corazón de todos los moradores que lo han conocido o sabido de el.

Este ser singularmente longevo conoció y tuvo su infancia en la edad media, fue testigo de las cruzadas y pudo oír las hazañas del conocido emperador mongol Gengis Kan cuando la expansión de su imperio asolaba las tierras de Europa oriental. Mucho es lo que ha vivido por ser vivo extraordinario que vio la invasión musulmana de la península Ibérica, el descubrimiento de América, la rebelión de los moriscos en sus montes cercanos y una larga lista de acotamientos históricos que progresivamente han acontecido hasta nuestros días. No hay nadie mas viejo que el, solo el puede proclamarse el rey de nuestros montes, el abuelo de todos los seres vivos que allí viven.

Por muchos es conocido, sobre todo en las comarcas de la Costa del Sol Occidental y la Serranía de Ronda, el Castaño Santo, su apelativo proviene de distintas leyendas, una de ellas ocurrió durante las revueltas moriscas que tuvieron en la zona y cuenta que el duque de Arcos, Luis Ponce de León asistió a una misa bajo este enorme árbol dando gracias por el sofoco de las revueltas moriscas.

Este maravilloso árbol se encuentra en término de Istán en la zona conocida como Alcornocal del Hoyo del Bote y se encuentra dentro de una finca privada. Está inventariado dentro del Catalogo Andaluz de Árboles y Arboledas Singulares de Andalucía y además existen propuestas para que sea declarado Monumento Natural por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Los datos técnicos de su porte y dimensiones son extraordinarios. En primer lugar hay que destacar su edad que ronda los 800 años. Un perímetro de tronco a 1,30 m. del suelo de 15 metros mientras que en la base se alcanzan casi los 22 metros de diámetro y además posee un copa bastante considerable.

A pesar de todos estos valores naturales e históricos el Castaño Santo no atraviesa por su mejor momento y  sobre él acecha sobre el diversas amenazas que ponen en peligro su dilatada existencia. Una de ellas y quizás la mas inquietante es el ataque de la avispilla del castaño, Dryocosmus kuriphilus, Este himenóptero es una especie invasora alóctona originaria de China que después de atravesar Europa entró en España en 2012. Esta avispilla provoca en el árbol daños en forma  hinchamientos de los tejidos (agallas), que pueden medir de 5 a 20 mm de diámetro. La erradicación de esta plaga es un tanto complicada y por el momento se opta por la poda y quema de las ramas afectadas, aunque principalmente la medida más efectiva es el control de larvas mediante insectos parásitos. Otro problema que afecta al árbol actualmente es la caída de algunas ramas que han quedado tronchadas en él y que dan mal aspecto. Por ultimo es preocupante también la perdida de tierra en sus alrededores dejando sus raíces  al descubierto debido, en parte, a que durante años los lugareños extraían tierra por considerarlo un árbol sagrado. Además de esta circunstancia existe otro factor negativo como la erosión.

Desde Marbella activa consideramos que una joya patrimonial como el Castaño Santo debe ser atendido por las administraciones y pedimos que se involucren en su conservación tomando las medidas correctoras necesarias, su puesta en valor y como bien se merece, ser declarado con la figura de protección de Monumento Natural por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Antonio Figueredo. Socio cofundador de Marbella Activa 

Empieza una primera rehabilitación de la Torre del Cable

Concentracion de piraguasHace cuatro años, justo cuando empezábamos como asociación comenzamos una campaña de sensibilización con múltiples actividades para que la ciudadanía y nuestros políticos conocieran y se concienciaran sobre este vestigio único de nuestro pasado minero que reúne un interés múltiple como patrimonio industrial, medioambiental, etnográfico y turístico. La Torre del Cable por el que pocos apostaban y por que este importante paso pudiera llegar. Hoy el Cargadero Marítimo de Mineral, más conocido como Torre del Cable, es un icono de la ciudad, algo nuestro que tenemos claro que debemos conservar. Gracias a la Delegación de Sostenibilidad por estar detrás para que esto sucediera y a Demarcación de Costas por   estos primeros trabajos de rehabilitación. Esto de la recuperación del patrimonio es una labor de todos: de la sociedad civil que lo tiene que exigir y de las administraciones que tienen que cumplir con la recuperación y conservación de todo tipo de patrimonio. Y en el caso de la Torre del Cable ese binomio necesario ha funcionado. Aunque queda mucho por delante, esto es un buen comienzo.

La Marbella Marenga

Con otra Mirada Pepe Moraguero

Gracias al tesón de nuestro gran Paco Cervera hemos emitido un nuevo programa de “Con otra mirada”, esta vez dedicada a la memoria de toda esa gente de la mar que tanto nos han dado y de la que tan poco sabemos. Otra joya etnográfica que recupera un nuevo pedazo de nuestra intrahistoria a través de otro protagonista de excepción: José López Sánchez, marengo y moraguero conocido de nuestra Marbella.

Recordamos que la serie de programas televisivos “Con otra mirada” forma parte del proyecto etnográfico de nuestra asociación y que ha visto la luz gracias a la fórmula magistral de Radio Televisión Marbella de la televisión participativa y, sobre todo, de la colaboración de sus protagonistas principales que gracias a su mirada particular nos transportan a una época y a unos modos de vida que nos conciernen a todos los marbelleros como sociedad. Testimonios orales que forman parte ya de nuestro legado etnográfico como pueblo.

Este programa de con otra mirada con Pepe el moraguero no es solo una oportunidad de escuchar un fabuloso testimonio y disfrutar del gran trabajo de realización de este programa por Paco Cervera sino lo que es más trascendente para Marbella Activa: disponer de un material audiovisual único y abierto que permita la conservación de dichos testimonios y nos ayude a no olvidar los modos de vida que han existido en nuestra ciudad.

En este programa descubriremos la Marbella más marenga a través de la experiencia de vida de Pepe; la del Barrio Nuevo, la Barandilla, la devota de la Virgen del Carmen. Conoceremos cómo era la vida entonces de los pescadores; la faena, las artes de pesca y de tiro, las especies más capturadas, el tipo de embarcaciones y las tripulaciones. Hablaremos de las sardinas y del espeto. Un programa que nos ha ayudará a complementar ese otro proyecto de Marbella Activa con el que pretendemos que el espeto sea declarado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad y que nos ayudará a conocer y recuperar nuestra memoria colectiva, la de la Marbella marenga.

Ver programa

Pequeño-gran museo de la ciudad

Museo Vargas Llosa

Cuando estaba llegando a la exposición, todavía le daba vueltas en mi cabeza a las palabras del último informe que habíamos presentado: una encuesta revela el escaso conocimiento que atesoran alumnos de Primaria y Secundaria sobre lugares y personajes claves en la ciudad de Marbella. Marbella Activa reclama un museo de la ciudad como referente de la identidad del municipio. Inma, jefa de estudios del CEIP Vargas Llosa, me había mandado una invitación para  ver el pequeño trabajo que habían preparado sobre nuestra ciudad. Y allí estaba.

Nada más entrar, supe que aquello era algo más que un pequeño trabajo. Ante mis ojos se extendía, cubriendo todas las paredes y el espacio de aquella amplia sala, el resultado de un magnífico proyecto en el que todos los cursos habían puesto su granito de arena. Allí estaba, en papel y cartulina, el museo que pedíamos: descubre Marbella y San Pedro. Allí estaban sus monumentos históricos (el Castillo, la Basílica de Vega del Mar, las torres defensivas…), sus lugares emblemáticos (plaza de los Naranjos y Paseo Marítimo), sus paisajes naturales (la Concha, las dunas de Artola, la cascada de Camoján), pasajes de nuestra vida económica (la minería, el turismo, nuestra gastronomía…). Allí estaba, en suma, nuestro pequeño-gran museo.

 Los que trabajamos con niños sabemos la cantidad de horas de trabajo que se esconden tras un proyecto de esa naturaleza, sabemos de profesores que a veces se despiertan a altas horas de la noche o ya en la madrugada y su cabeza no para de dar vueltas buscando solución a los problemas que un proyecto así genera; pero también sabemos del derroche de ilusión que generan y de los conocimientos que se adquieren sin apenas darse cuenta: cada maqueta, cada dibujo, cada descripción requieren de un trabajo previo que los ha llevado a visitar los lugares, a leer libros, a recibir visitas como las de Dolores Navarro, Javier Lima, Andrés García, Marbella Activa, el programa de radio Qué está pasando en nuestras aulas…De todo se fue nutriendo su imaginación, y todo queda reflejado en su pequeño-gran museo.

Así que, cuando vuelvo los ojos al principio de este artículo, tengo que reconocer que esas palabras no van con el Vargas Llosa. Aquí hay una matrícula de honor en la búsqueda de nuestra identidad, de nuestras raíces. Y quiero dejar constancia de ello con estas palabras.

Francisco Cervera. Profesor y coordinador del proyecto educativo de Marbella Activa.

El síndrome de la (In)Cultura

20170509_134209~2-01Se denomina Síndrome de la (In)Cultura aquel conjunto de síntomas que padece una persona y que le hace vulnerable a no sentir simpatía por la cultura en cualquiera de sus formas.

Esta podría ser una definición real, pero no lo es, de un mal cada vez más presente en la sociedad. Y es que perdemos cultura y riqueza a veces material o inmaterial todos los días. Hay que aclarar que la cultura pervive y se difunde a través de las personas de muchas y de muy variadas formas.

Y es que una sociedad globalizada como la actual hace que se influya en una hegemonía cultural y de costumbres aquí , en Puerto Rico o Tanzania. Y es contraproducente, ya que la cultura no es homogénea como no lo eran las historias que nos contaban nuestros antepasados, y que eran las mismas que en el norte de España, así como la lengua. A causa de la dominancia de lenguas como el inglés, español, chino u otras sobre diferentes países y regiones así como factores militares, religiosos, educativos entre otros, puede que provoque que de las 6800 lenguas existentes en el globo se queden en unos cientos en menos de un siglo.

En el caso de una ciudad como Marbella nos encontramos con que tiene un gran saber acumulado que no se puede perder, y aunque no lo queramos ver es rica en restos arqueológicos de diversos tiempos y seguro que aún por descubrir. Desde la Basílica Paleocristiana de Vega de Mar o la Villa Romana de Río Verde a la Muralla árabe o las casas y los rincones del casco antiguo, desde las artes de pesca de nuestros pobladores hasta la forma de su cocinado como son los espetos. Tenemos arte y este recorre nuestras venas y que mejor forma de transmitirlo en el baile, pero también a través de la fotografía que graba instantes únicos o un libro en el que se expresen historias nunca imaginadas.

¿Pero somos a veces conscientes de la pérdida de cultura que tenemos o a la qué accedemos?

Puede que la tecnología y los nuevos cambios nos hagan la vida más fácil, pero a veces nos acostumbramos a lo sencillo y puede que nos excedamos. No todo es Google o Wikipedia, cuando hay personas que piensas que la generación del 98 son chavales que hoy en día tienen 19 años, y no un grupo de intelectuales que vivieron en una época convulsa de nuestro país, cuando los niños saben cómo funciona un móvil con menos de 10 años pero no sabe jugar a juegos populares. Algo falla si en un pueblo o una ciudad una persona no conoce donde está la biblioteca pública, o si ni siquiera está abierta o en las condiciones adecuadas para un recurso tan básico. Si mientras tanto la cultura no recibe los fondos que debe y esa biblioteca sigue intacta durante 25 años, pero se gasta en levantar calles para poner la solería nueva en menos de 5 años o solo se le incide en el turismo como sector económico de riqueza. Puede por tanto que algo esté fallando.

De nosotros depende que la situación cambie. De nuestro interés por saber, así como de nuestras acciones día a día consiguiendo que el Síndrome de la (In) Cultura no nos llegue hasta lo más hondo de nuestro ser. Sino será entonces cuando una sintomatología ficticia puede que se vuelva real y las consecuencias sean irreversibles perdiendo una parte de nosotros mismos o de nuestra ciudad, como sucedió con el cercenamiento de la Medusa de Río Verde de un incalculable valor, que no será la misma nunca más.

Darío Hidalgo. Socio de Marbella Activa

¿A quién le importa?

lomceEmpiece usted el curso pensando que todo sigue igual, que la LOMCE no tiene futuro, que, al menos este curso, no se van a modificar los criterios de acceso a la universidad. Pero hágalo con un ligero mosqueo: ¿y si al final deciden cambiarlo? Trate de aparentar seguridad delante de sus alumnos para que no vayan a sospechar que el esfuerzo que les está pidiendo pueda ser en vano. Busque y rebusque las famosas orientaciones del curso 2016-2017 en las páginas del Distrito Único sin resultado alguno. Lea lo que algunos periódicos se atreven a afirmar con rotundidad: se va a mantener el mismo formato. Y siempre citan fuentes bien informadas. Escuche a la presidenta de la Junta de Andalucía sacar pecho a la hora de afirmar que tal y como os prometí, la LOMCE no se hará efectiva. Y descubra el día 21 de Febrero que todo es mentira, que la LOMCE está aquí y que se modifica sensiblemente el modelo de examen. Y todo esto, ¿a quién le importa?

Me apena pensar que la Junta ha claudicado; pero  a mis 63 años ando ya un poco curado de espanto sobre las acciones de los políticos. Confiaba bastante más en mi universidad. ¿Cómo es posible que no se negara la UMA a llevar a cabo este cambio a estas alturas del curso? Nadie mejor que ella debería saber que esta propuesta era una falta de consideración grave a nuestros alumnos, a todos los profesores de Historia y a la asignatura misma. ¿Cómo es posible acercarse a la Historia eliminando los textos, las fuentes documentales? Esta Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa nos propone un modelo de examen absolutamente memorístico y pretende obligarnos a desarrollar un temario que no nos dé el mínimo respiro, no sea que nos dé por pensar, por desarrollar el espíritu crítico y ya se sabe que eso siempre es peligroso. Y mucho más tratándose de algo tan comprometido como la Historia.

Y todo esto, ¿a quién le importa? Pues me importa a mí y a mis alumnos que van a tener que hacer un esfuerzo extra a estas alturas del curso. Porque ¿sabe usted una cosa, señor ministro?, esos chavales se están jugando su futuro en esa prueba, se están jugando una puntuación que les permita entrar o no en la carrera que desean. Si alguien más hubiera pensado en ellos, podría haber buscado una solución transitoria para este curso: se podrían plantear dos modelos de pruebas, la antigua y la nueva, para que nadie saliese perjudicado. No se debe, señor ministro, plantear cambios de esta naturaleza a estas alturas del curso. Pero eso a usted, ¿qué le importa?

Francisco Cervera. Docente y coordinador educativo de Marbella Activa

Ser o no ser

161218_Salida Biodiversidad9

Este año 2017 es el Año Internacional del Turismo Sostenible, declarado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), agencia especializada para el turismo de la ONU, para tomar conciencia de un turismo que sea capaz de promover el desarrollo y los cambios positivos.

Antonio Figueredo en este artículo quiere poner el foco en la importancia de promover un turismo que desarrolle un crecimiento económico sostenible; inclusión social, reducción de la pobreza y creación de empleo; eficiencia de recursos, protección medioambiental y cambio climático; valores culturales, diversidad y patrimonio; y seguridad, paz y cooperación.

Consciente además, como recalca el informe de UrbanTUR 2012, que los turistas actuales establecen vínculos con los destinos en función de la afinidad con sus modos de vida y su alineación con nuevos valores como la creatividad, la innovación, la sostenibilidad, la vida sana o la expresión cultural es vital que nuestra ciudad incorpore a la oferta turística unas experiencias asociadas a la forma de vida de la sociedad local, como atributos de singularidad y autenticidad cada vez más valorados por los turistas.  Y desde luego una de esas experiencias que debemos promover es la de nuestro medioambiente y paisaje único. Un entorno privilegiado capaz de generar ese desarrollo sostenible pero que descansa en un delicado equilibrio. Antonio Figueredo nos lo explica.

Ver Articulo Ser o no ser