Manos con algas

LAMPEDUSA-CARICATURAEn 1912 el hundimiento del Titanic, barco lujoso en el que viajaban personalidades y personas ricas, conmocionó al mundo entero, tanto que se ha convertido en una leyenda del Mar. Múltiples películas, libros, documentales han tratado sobre la tragedia y casi seguro que se continuará haciendo en el tiempo venidero. Fue un sueño truncado de viaje marítimo de poder y glamour, que costó la vida a más de 1.500 personas.

Ciento un año después, más de 500 personas, están escribiendo en presente, su dolorosa tragedia de un naufragio que  es la vergüenza de los Derechos Humanos. Vidas que en su desesperación ponen sus esperanzas en las manos de mafias y traficantes,  que les “aseguran” humos y bienestares. Intentaban llegar a Lampedusa, pequeña Isla al sur de Sicilia, buscando oportunidades, huyendo de la miseria, creyendo en un sueño. Familias, niños, mujeres y hombres. … atropellados por las leyes injustas, por el miedo, por la falta de ayuda en el momento oportuno. No querían saber de banderas, ni de color de la piel, ni de fronteras. Solo querían saber de poder tener una vida mejor. ¿Qué es lo ilegal?

En los últimos 20 años han muerto más de 25.000 personas en el Mediterráneo. La Mar fuente de contemplación y belleza, se convierte en un triste y doloroso cementerio sostenido y perpetuado. Hoy el sentimiento de nuestra socia Concha Gª Benítez y el de Marbella Activa está al lado de todas las víctimas.

Ver Relato Manos con Algas

Un cormorán pide ayuda

cormoran21A veces como los turistas muchas aves deciden recalar en nuestras costas para pasar alguna temporada. Es el caso del Cormorán grande que tras criar en el norte viene a las latitudes sureñas, como es el caso de Marbella. A partir de septiembre se le puede ver zambulléndose en el mar una y otra vez para capturar los peces que le sirven de alimento. Algunas curiosidades de esta ave son que a diferencia de la mayoría de sus congéneres «las aves acuáticas», sus plumas no son completamente impermeables, por lo que, al mojarse, éstas aumentan de peso y les permite hundirse más y bucear mejor. Una vez en tierra, extienden las alas para secarlas. En alguna región de China como Guilin, en las orillas del río Lijiang o en el lago Erhai se las utiliza para la pesca. Se les ata un cordel en la parte inferior del cuello de forma que puedan capturar un pez, pero no tragarlo. El pescador, una vez que el cormorán ha atrapado un pez, se lo extrae, (ya que ha quedado aprisionado en su garganta) y lo vuelve a utilizar para nuevas capturas.

En este artículo de nuestra socia Concha Gª Benítez, al cormorán que es protagonista, se le “echa una cable” pero para recuperarlo e intentarlo curar.

Artículo Un Cormoran pide ayuda

 

Un día de playa en Marbella

Playa de la Bajadilla-El Cable - 2010-09-12-2Gracias a Concha Gª Benítez,  amiga y socia,  por regalarnos a Marbella Activa y, por extensión, a todos los marbellíes este bonito artículo. Escrito desde el recuerdo de “aquellos maravillosos años” de playa con familia, sol, dunas, salitre y espetos pero también desde la responsabilidad para que conservemos lo que aún queda de esta preciosa perla del mediterráneo que es Marbella.

Articulo Un dia de playa en Marbella

El Hoyo

Castillos de ArenaNuestra socia Concha Gª Benítez nos vuelve a deleitar con un nuevo artículo. En este homenajea a todas aquellas personas adultas que, sacando al niño que todos llevamos dentro, disfrutan con su prole en los rebalajes, llenando momentos de complicidad entre padres e hijos tan necesarios para la evolución de estos últimos. La materia prima es la arena, piedrecitas, plumas de gaviotas y algas. Las herramientas cubos de colores, palas y rastrillos, o simplemente las manos.

Ver Articulo El Hoyo

Gigantes y cabezudos en Marbella

Salida de los gigantes y cabezudosA nuestra socia Concha Gª Benítez observar el pasacalles de Gigantes y Cabezudos en esta pasada feria de San Bernabé le trajo entrañables recuerdos de su niñez sobre esta antigua tradición que hasta hace poco no se recuperó de nuevo en Marbella. En este artículo, escrito desde lo personal y lo etnográfico,  nos vuelca sus sensaciones sobre la fiesta de entonces y la de ahora.

Ver artículo Gigantes y cabezudos en Marbella final