Bandera pirata

Son las 9 de la mañana, de hace unos meses, estoy desayunando en la terraza, cuando diviso en el horizonte del barrio una bandera pirata ondeando libre al viento, negra, con la calavera blanca riéndose del mundo y las dos tibias cruzadas como una amenaza. Esa mañana sopla un levante furioso de modo que la risotada pirata parece una burla sarcástica. En ese momento no sé que pensar, con la boca llena de muesli y la mano derecha asiendo la cuchara sopera mi única reacción es un movimiento bobo de la mano izquierda, de incredulidad. Sonrío a la calavera, y busco en qué azotea o balcón de la ciudad está colocada. La torre de los bomberos. Los bomberos han izado una bandera pirata en lo más alto de su torre roja de metal, por la que suben y bajan corriendo para hacer ejercicio. Y donde, por lo visto, colocan banderas piratas.

Los bomberos de Málaga llevan en guerra contra el Ayuntamiento unos cuantos meses, diría que más de un año ya, y parece que va para largo. Desconozco los motivos exactos de su lucha, pero el caso es que me caen bien, me solidarizo con ellos; levantar banderas piratas como señal de lucha a estas alturas de la Historia puede que no esté bien visto, incluso se puede ver como algo ingenuo, pero tiene mucho de romántico y, por qué no, también de heroico. Se levantan banderas de todo tipo hoy en día: el arco iris de respeto, esteladas de odio, barradas de todos los colores o blancas de paz, algunas enormes que cubren gradas de estadios, o diminutas que flamean en mástiles de veleros abandonados, pero no banderas negras con una calavera tuerta y sonriente.

Y desde entonces la bandera pirata de los bomberos de Málaga también me sirve para controlar el viento, de un rápido vistazo: Terral, Levante, Poniente o Sur. Y cada mañana es un punto oscuro en el horizonte cercano, recordatorio de que aún hay Dignidad, de que un grupo de trabajadores públicos han decidido levantar una bandera para que ondee en lo más alto de su Honra. Y estoy convencido de que no la arriarán hasta que no ganen la guerra. Me caen bien estos piratas del siglo XXI que no van a dejarse el pellejo por un botín, solo levantan su bandera para salvar su honorabilidad, y de paso nuestra vida. Sigue leyendo

Entrega de premios de la V edición del Concurso de Relatos Marbella Activa

EntregaPremiosVedicionR

Ayer viernes 1 de junio tuvo lugar la entrega de premios de la quinta edición del concurso de relatos de Marbella Activa en el Hotel El Fuerte, donde además se celebró el quinto aniversario del concurso.

Queremos dar nuestra más sincera enhorabuena a Felipe Mora por el primer premio con su relato “La última canción”, a Juanma Velasco por el segundo premio con “Resistencia” y a Juan Manuel Merchán, tercer finalista por “El callejón”, que finalmente no pudo asistir y recogió el premio la cuarta finalista, Ana Eugenia Venegas por su relato “Van Halen, un liberal en Marbella”.

El programa del evento empezó con la apertura del mismo por parte de José Manuel Beltrán, miembro de Marbella Activa y coordinador del concurso, con la proyección de un video conmemorativo de los cinco años de relatos, al que siguieron las palabras de los patrocinadores, Isabel Luque, Vicepresidenta de la Fundación Fuerte y David Gallardo en representación de DOLIVA y de Javier Lima, presidente de Marbella Activa.

Ana María Mata como miembro del jurado que ha estado desde la primer edición dedicó unas palabras al concurso de relatos y la asociación Marbella Activa. A continuación del nombramiento de los relatos finalistas hasta el cuarto se procedió el miembro del jurado, Alejandro Pedregosa efectuó la crítica literaria del tercer relato finalista “El callejón” que el periodista, Jesús Jaén leyó para los asistentes. Francisco Javier Moreno analizó la segunda obra ganadora, “Resistencia” que leyó Juan Manuel Beltrán al que siguió las palabras de la escritora e historiadora, Ana María Mata, que alabó la obra ganadora “La última canción” que el propio autor leyó (Leer relato La ultima cancion web).

Como conmemoración de nuestros 5 años de relatos hemos publicado un libro recopilatorio “5 años de relatos” con los mejores relatos de estas cinco ediciones de concurso con quince relatos, más uno fuera de concurso que recibió una especial mención. Un libro que se puede encontrar por Amazon tanto en versión e-book como impresa. De igual manera hemos publicado los relatos finalistas de esta 5ª edición “Los relatos del 18” y hemos reeditado las anteriores publicaciones, todas con el diseño de portada y maquetación  de Marta Lima, a la que le agradecemos enormemente su colaboración, no solo con las publicaciones sino con los diseños de los carteles de cada una las ediciones del concurso.

Noches de fuego y plata

FuerteSanLuisSe acerca la fecha final de admisión de la quinta edición de nuestro concurso de relatos que termina a final de marzo. Mientras van llegando los relatos queremos compartir con vosotros uno de ellos “Noches de fuego y plata” del gaditano Fernando José Jiménez Nieto que fue finalista de nuestra IV edición y que vió publicado su relato en la obra “Los relatos del 17” una recopilación de los diez mejores relatos a juicio de nuestro jurado.

Este nos gusta especialmente porque el autor recrea en su obra un pedazo de ese universo tan malagueño como es el universo marengo, ahora justo que desde nuestra asociación estamos trabajando para que el espeto de sardinas sea declarado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

 

Leer el relato

Celebramos el 5º aniversario de nuestro concurso de relatos

QUINTO CONCURSO DE RELATOS MA_V4

La Asociación Marbella Activa junto a Fundación Fuerte y la tienda DOLIVA convocan el V Concurso de Relatos Marbella Activa, una iniciativa que nació para fomentar la cultura y la literatura y que con la presente edición cumple su quinto aniversario, esperando, como en la anterior, una alta participación.

Se abre de nuevo esta convocatoria para cualquier persona residente en la U.E., aunque los textos deban estar redactados en español. El plazo de admisión de las obras será a partir del día 20 de diciembre de 2017 hasta el 31 de marzo de 2018.

La temática del concurso vuelve a ser “La Marbella de cada día” . El principal patrocinador es la Fundación Fuerte aportando el primer y tercer premio: un primer premio en metálico, que asciende a 1.000 euros, y un tercero, una estancia de dos noches para dos personas en fin de semana en cualquiera de los establecimientos de la cadena Fuerte Hoteles: HFC CL, HFG y HFER. Para el segundo premiovalorado en 400 euros  repite como patrocinador la firma local, D.Oliva, que consolida su mecenazgo con Marbella Activa.

Como motivo del quinto aniversario denuestro concurso de relatos, se editará un libro con la selección de los mejores relatos de las últimas cuatro ediciones más los finalistas de esta V edición, además de publicar nuestro ya habitual libro con la selección de los mejores relatos finalistas de la quinta: en este caso “Los Relatos del 18”.

La composición del jurado está formada por profesionales de reconocido prestigio como la historiadora y escritora, Ana María Mata, Alejandro Pedregosa, poeta y novelista y Francisco Javier Moreno, Doctor en Historia del Arte, bajo la coordinación de Jose Manuel Beltrán. Serán los encargados de analizar la calidad literaria de los textos, la creatividad, la alineación del relato con la temática del concurso que versará sobre la la Marbella de cada día.

Tras el fallo del jurado, que se hará público en la página web de Marbella Activa, la entrega final de premios a los ganadores y finalistas está prevista que se realice el 1 de junio de 2018.

Aquí os dejamos las bases de participación del V concurso:

Bases participacion V Concurso 2018

© Cartel diseñado por Marta Lima Molina

Cinco días de diciembre

20171207_115551

SÁBADO, LAS LIBRETAS AZULES DE AUSTER

El último día en Lisboa lo dedicamos a buscar la Papelería Palacio do Papel, donde Paul Auster compró las libretas azules que luego vendía el señor Chang en La noche del oráculo. El dueño de la solitaria librería Anticuaria, en el número de al lado del Largo do Calhariz, sale a regañadientes de su penumbra y en voz baja me dice que cerraron hace un año, apenas sosteniendo la mirada. Resignado a la próxima desaparición de las tiendas antiguas del Chiado, de su librería, de sí mismo. Siento vergüenza por haber preguntado y me despido con un “obrigado, bon día”.           

Sin libreta azul. Tomamos una Bica en el mirador de Santa Caterina con vistas al Tajo y el puente. Esta ciudad es una conversación en susurros, Lisboa es poesía, calzadas empedradas en blanco y negro, kioscos donde cae la lluvia fina del invierno. La última noche nos parece que la cúpula de la basílica da Estrela rasga la neblina y toca estrellas que no vemos. En Portugal nada se puede asegurar, las cosas simplemente suceden o no.

DOMINGO, 25 DE ABRIL 

A las 9 ya volamos sobre el Tajo, manteniendo el coche en el carril central del puente 25 de abril, por mi temor a sentir vértigo. Joanna mira por mi, y dice que la ciudad, abajo, despierta preciosa, y comenta algo sobre el océano verde al otro lado. El sol de invierno a duras penas aparece sobre las colinas de Almada, al sur. Aceleramos hacia el Alentejo, pensando en un galao en Beja. Una autopista vacía, una carretera secundaría entre vacas y ovejas, hileras de olivos enanos.         Sigue leyendo

Los de la casa maldita

Portada Relatos del 17Un año más hemos publicado, gracias a la colaboración de la editorial Edinexus y de Marta Lima en el diseño de la cubierta y la maquetación, “Los relatos del 17”: un libro  con la recopilación de las diez obras finalistas en la cuarta edición de nuestro concurso de relatos. Para aquellos que queréis un ejemplar solo nos tenéis que enviar un email a nuestro correo marbellactiva@gmail.com solicitando vuestro ejemplar.

Os dejamos aquí el relato Los de la casa maldita de Juan Manuel Sainz Peña que obtuvo el primer premio. Esperamos que os guste (Leer relato).

Time after time

(Un relato de viajes)

PastedGraphic-1“No pido a la vida nada sino que se deje mirar”. Esta sencilla reflexión personal la hizo Cesare Pavese en uno se sus adictivos relatos. Yo solo pediría que fuera el mar quien se deje mirar.

Porque es sorprendente comprobar como algo tan visto e ignorado como la orilla pueda resumir aspectos tan sutiles de nuestra vida; por un lado el rugido de las olas de Poniente ahoga todo el ruido de ese mundo que queremos olvidar, y a la vez el continuo vaivén de nuestra memoria mimetiza el movimiento rítmico del mar.

Nos sentamos en cualquier playa, dando la espalda a una vida que a veces es inexplicable, frustrados por esa manía tan humana de querer analizar y encontrar una explicación a todo, y de repente se esfuma el mundo. Intuimos, incluso vemos, recuerdos que parecen flotar en esa zona alejada del litoral, una zona que solo alcanzaríamos si hubiera un barco a mano, pero ese barco resulta no estar nunca cuando lo necesitamos, de modo que nuestro pasado queda al albur de las corrientes, de los vientos y de las olas para volver a su origen, nosotros.

Seguir leyendo

Acto de entrega del IV Concurso de Relatos Marbella Activa

Entrega premios 4_conc_relatosDesde Marbella Activa queremos dar las gracias a los 80 autores que han tenido a bien crear un relato y enviarlo a nuestro concurso que ya va por su cuarta edición, casi nada, cuando parece que fue ayer cuando decidimos promover este concurso.

Nuestra más sincera enhorabuena a Juan Manuel Sainz Peña por su merecido primer premio que ha conseguido con su relato “Los de la casa maldita”.  A Jose María de Loma, con su segundo puesto por “El sendero” y a Concha García Benítez, tercera finalista, por su relato “Ventana frente a ventana” .

Muchas gracias a la Fundación Fuerte por su decidida apuesta por este concurso, a David Gallardo de Doliva por apoyarlo desde un principio y a José María Sánchez Robles de Edinexus por hacer posible un libro con una selección de los finalistas. A José Manuel Beltrán López, coordinador del concurso y el que será de nuevo maestro de ceremonia en la entrega de premios.

Y sobre todo nuestra más sincera enhorabuena y agradecimiento al jurado formado por Ana María Mata, Alejandro Pedregosa  y Francisco Javier Moreno por apoyar con el trabajo más concienzudo que es la selección de los relatos finalistas.

 

Los 10 finalistas de la IV edición del concurso de relatos son los siguientes:

1 LOS DE LA CASA MALDITA JUAN MANUEL SAINZ PEÑA JERÉZ DE LA FRONTERA
2 EL SENDERO JOSE MARÍA DE LOMA MÁLAGA
3 VENTANA FRENTE A VENTANA CONCHA GARCÍA BENÍTEZ MÁLAGA
4 LA RECONQUISTA DE MIS RAÍCES JUANMA VELASCO CENTELLES  BENICASSIM- CASTELLÓN
5 NOCHE DE FUEGO Y PLATA FERNANDO J. JIMÉNEZ NIETO CASTELLAR FRONTERA-CÁDIZ
6 VIDAS TRUNCADAS FRANCISCO CERVERA MORALES MARBELLA
7 VOLAR MÁS ALLÁ DE LA RAZÓN FAUSTINO LARA IBAÑEZ TOLEDO
8 EL AUTÓMATA ANA EUGENIA VENEGAS MORENO MARBELLA
9 NUDOS MARINEROS NURIA SAÉNZ CASTILLO SEVILLA
10 EL CUARTELILLO TOMÁS PRIETO BORREGO MARBELLA

IV edición del concurso de relatos “Marbella Activa”

NUEVA INV.  4 CONCURSOLa Asociación Marbella Activa junto a Fundación Fuerte, DOLIVA y la editorial Edinexus convocan una nueva edición del IV Concurso de Relatos de Marbella Activa, una iniciativa para fomentar la cultura y la literatura y que en la edición anterior contó con una alta participación que va consolidando este concurso.

De nuevo se abre esta convocatoria para cualquier persona residente en la U.E., aunque los textos deban estar redactados en español. El plazo de admisión de las obras será a partir del día 15 de enero hasta el 15 de abril de 2017.

Una de las novedades destacadas de esta edición es la reformulación de la temática del concurso que pasa a ser “La Marbella de cada día”. El principal patrocinador es la Fundación Fuerte aportando el primer y tercer premio: un primer premio en metálico, que asciende a 1.000 euros, y un tercero, una estancia de dos noches para dos personas en fin de semana en cualquiera de los establecimientos de la cadena Fuerte Hoteles: HFC CL, HFG y HFER, con un valor de 130€. Para el segundo premio, valorado en 400 euros  repite como patrocinador la firma local, D.Oliva, que consolida su mecenazgo con Marbella Activa.

Gracias a nuestro colaborador  Edinexus, editorial local radicada en Marbella, se editará un libro con una selección de los mejores relatos finalistas: en este caso “Los Relatos del 17”.

La composición del jurado está formada por profesionales de reconocido prestigio como la historiadora y escritora, Ana María Mata, Alejandro Pedregosa, poeta y novelista y Francisco Javier Moreno, Doctor en Historia del Arte. Serán los encargados de analizar la calidad literaria de los textos, la creatividad, el interés y sustentación de la historia narrada así como la alineación del relato con la temática del concurso que versará sobre la la Marbella de cada día.

Tras el fallo del jurado, que se hará público en los medios de comunicación y en la página web de Marbella Activa, la entrega final de premios a los ganadores y finalistas está prevista que se realice el viernes 26 de mayo de 2.017, en el Hotel Fuerte Marbella.

Aquí os dejamos las bases de participación del lV concurso:

Bases participacion IV Concurso 2017

Los relatos del 16

Atemporal shimano

Suena Chet Baker, Time after Time, una y otra vez. Suena por la mañana, una mañana amplia de octubre, sin horas, tranquila. Pasan las nubes lentas y el piano marca un compás limpio, el sonido de la trompeta viene como una brisa.

Su propia brisa.

Un descanso en el trabajo, estoy en casa y de una palmada cierro el portátil. Cojo la libreta roja, el lápiz, y salgo a la terraza. Llega el jazz atenuado desde el interior, el piano sube el ritmo pidiendo paso. Surge una voz íntima de fondo, de hombre. Joe Barbieri canta lento, sin prisas. Le sobra el tiempo. A lo lejos, muy al norte, se iluminan los acantilados del Torcal.

Vivo a las afueras, por donde pasan esos hombres que huyen, vivo donde muere la playa, donde planean los cormoranes buscando la noche, pasa la gente en charla automática y malediciente, vivo donde se cuela el aire del mar entre los eucaliptos. Cuando sopla fuerte se detiene el piano y sube dos tonos Barbieri. Huyen los hombres, de su propio silencio, conducen o caminan a prisa, ocupan todos los carriles, pero no generan brisa, tanto ruido solo genera temor, y mas prisa.

Ahora les acompaña una mujer, va delante con una bandera blanca, va ahogando el sonido del viento, el ruido de la misma huida. La mujer les indica el destino de la marcha, hacia el destierro les grita, y aprietan la marcha todos a la vez. La voz femenina asusta a Barbieri, pero no puede con el piano de Baker.

Los hombres a la huida arrastran el ruido de sus palabras, de sus máquinas demenciales. Y el silencio, viejo diablo, siempre esquivo, no se deja atrapar tan fácilmente. A esos hombres, que arrastran el ruido como cadenas de presidiario, se les hunde la orilla a cada paso, el oleaje no les sopla, y sus piedras son rocas calizas que se desmoronan con el viento. Dejan la ciudad sola, callada, en silencio. El carril bici queda vacío. Para mi holandesa, para mí.

Palabras, máquinas, frases interminables, artefactos a motor de combustión, inventados por ellos mismos, parrafadas que queman, pistones y bielas engrasadas, mecanismos autónomos y contaminantes. Como un ejército de madrugada, con la furia desatada a la altura del telepeaje, las tarjetas de crédito levantando barreras solo para huir mas a prisa, solo para seguir a la carrera. Un run run parlanchín, hombres guiados por mujeres de lengua hastiada, un palabrerío sin fin hacia el argumento definitivo que supuestamente acabará con esta conversación mercantil, en una explosiva fusión. Y las víctimas… yo… en los arcenes de la insumisión. 

Vuelve el silencio, la voz de Barbieri, el piano de Baker, para quedarse en la ciudad callada, en  estas afueras mias, con la orilla repuesta ya por el oleaje.

Termina el jazz dando un salto a la bicicleta. Rendido a ella, como dos enamorados, mi holandesa y yo recorremos el paseo de poniente todas las mañanas, atrapando el silencio, time after time, una y otra vez, hacia las grúas del puerto, a la caza de la felicidad que genera nuestra propia brisa, el carril rojo y desierto, los oasis entre nosotros y el mar, la vida sin añadidos. El Silencio llega al mundo en bicicleta, sobre un rumor de cadenas limpias y timbres de metal viejo, el clack atemporal de Shimano, cambiar de ritmo sin necesidad, el deseo girando con los pedales. Sale un crucero del puerto hacia el Atlántico, va sin prisa. A lo lejos van los furiosos conductores con la mujer gritando al frente, la bandera sucia de polución, se alejan de las afueras, corren hacia su teclado suave y envenenado, hacia la telaraña social de FB.

El silbido adicto del mensaje de WhatsApp, que se va convirtiendo en el sonido de la Eternidad.

Son diez kilómetros de ida y vuelta y siempre nos volvemos a casa sin la felicidad, pero la holandesa me guiña con su faro cromado: nos basta con seguirle el rastro, al ritmo de Chet Baker, Madeleine Peyroux o  Gianmaria Testa. ¿Nos llegó la sal de mar, no? pues de eso se trata, la felicidad sin buscarla, sentir solo su rítmico equilibrio, el rumbo hacia las grúas del puerto, sobre el carril bici zigzagueante. Que huyan, que griten, que hablen sin parar, nosotros seguiremos enamorados, echando vistazos a los lados del paraíso.

Acabamos en el oasis de siempre, nos tumbamos bajo nuestra palmera, me abraza con su manillar curvado, me rodea con su cálida estructura negro mate, y miramos al mar del otoño. Cuando tengo los ojos cerrados siento que me coloca los auriculares, puedo leer sus labios: “escucha esto, Heroes & Saints de Nickolai Grandjean”. Y la felicidad vuelve, con su propia brisa.

José María Sánchez Alfonso. Octubre 2016