Miremos al futuro

20160403_SendaBioSP_17

El domingo 3 de abril del año 2016 se celebró en el casco urbano de San Pedro Alcántara una visita guiada para dar a conocer la biodiversidad que existe en las ciudades y concienciar de la importancia que esta tiene para el bienestar de los ciudadanos que la habitan y de forma global para nuestro planeta. A la cita acudimos la plataforma Marbella por sus Árboles, SEO/BirdLife, la asociación San Pedro 1860 y nuestra asociación Marbella Activa. La organización del evento la llevaron a cabo la Delegación de Sostenibilidad y el Área de Medio ambiente de la Tenencia de alcaldía de San Pedro de Alcántara.

Aquel día y gracias a esta excursión urbana quedó oficialmente inaugurada la Senda por la Biodiversidad Urbana de San Pedro. La senda de recorrido circular consta de una serie de carteles informativos distribuidos por diferentes puntos del casco urbano donde se dan a conocer las diversas especies arbóreas que están presentes en calles y jardines. Además de todo esto también existen carteles haciendo referencia a las aves y al patrimonio histórico. El objetivo de esta senda es dar a conocer la cara más amable de nuestras ciudades, y a su vez la mas desconocida, concienciando a la ciudadanía del valor de su patrimonio ornamental. La naturaleza en la ciudad aporta múltiples beneficios y los árboles son sus principales valedores. Una ciudad sin árboles es una ciudad poco saludable y ausente de vida.

Uno de los lugares por donde discurre esta senda está en el conocido como “Palmeral de San Pedro” situado en la avenida Marques del Duero, arteria principal de esta localidad.

En este lugar tan emblemático de San Pedro un proyecto de obras poco afortunado amenaza seriamente la masa arbórea y ornamental que a lo largo de muchas décadas ha sido el elemento más destacado no solo de esta avenida, sino que también ha sido seña de identidad de los propios vecinos de San Pedro.

 Al parecer el proyecto de remodelación de esta avenida pretende eliminar parte de la masa verde actual y transplantar algunas palmeras centenarias de ubicación con el consiguiente riesgo de que mueran en el transcurso de esta operación.

 Nuevamente asistimos en nuestro municipio a una nueva y desafortunada situación donde un proyecto se realiza sin el consenso con los vecinos y donde nuestras zonas verdes siguen sin ser reconocidas como se merecen puesto que esta masa verde y sus grandiosas palmeras centenarias deben ser integradas en la remodelación de esta avenida puesto que son elementos destacados y de un gran valor sentimental. El futuro de nuestras ciudades incluida la nuestra pasa por valorar y respetar estos espacios verdes que son mucho mas beneficiosos en todos los aspectos que el frío y desolado hormigón. La tendencia en los países europeos de nuestro entorno esta encaminada a potenciar las zonas verdes en las ciudades y crear espacios arbolados destinados a aumentar la biodiversidad, luchar contra el cambio climático y sobre todo fomentar la calidad de vida de sus ciudadanos.

Queremos por tanto una ciudad que mire al futuro, lejos de los espacios grises y estériles. Una ciudad del siglo XXI donde las zonas verdes permitan lugares tranquilos para que los niños puedan jugar bajo la sombra de sus árboles. Debemos recordar que somos una ciudad turística y que nuestros visitantes valoran cada vez más sus destinos vacacionales por su trato al medio ambiente. Un proyecto donde se tenga muy en cuenta los espacios verdes son muy valorados por los turistas. En definitiva, desde Marbella Activa pedimos que se reflexione y se busque la mejor solución siempre por supuesto mirando al futuro y a nuestro patrimonio natural.

Antonio Figueredo Navarrete. Cofundador y Vicepresidente de Marbella Activa

2 pensamientos en “Miremos al futuro

  1. Antonio ,necesitamos muchos marbellies como tu que amas ,cuidas y te preocupas por el patrimonio mas importante de nuestra querida ciudad , este particular ecosistema q si nno cuidamos , se malogrará. Gracias en nombre de muchos ciudadanos q agradecemos tu encomiable trabajo

  2. De acuerdo con el comentario crítico sobre la pérdida de masa verde en el Paseo de Las Palmeras. Con una aclaración, las que se pretenden trasladar ahora, datileras, y cambiar con eso el notable paisaje urbano de entrada a San Pedro Alcántara, se plantaron al comienzo de la década de 1980. Las centenarias, canarias, ya se perdieron con los cimientos del aparcamiento subterráneo y el picudo rojo. No se repusieron en la obra recién acabada algo más arriba. Continuidad, por tanto, en la destrucción de una zona verde principal.

El envío de comentarios e ideas supone haber leído y aceptado la política de privacidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *