No hay planeta B

La especie humana a lo largo de su existencia en nuestro planeta se ha ido asentado y colonizando progresivamente grandes extensiones de territorio de tal forma que nuestros congéneres están presentes en prácticamente la totalidad del globo terráqueo. La humanidad ha estado en constante expansión desde hace millones de años buscando nuevos horizontes desconocidos donde encontrar nuevas oportunidades para sobrevivir. Potencias europeas como la Corona de Castilla, Inglaterra y Portugal se echaron a la mar a principios del siglo XV para descubrir inmensos territorios de naturaleza virgen. Estas expediciones navales cartografiaron buena parte del planeta e incluso a principios del siglo XVI se produjo la primera circunnavegación del mundo gracias a la expedición de Magallanes. En aquellos siglos el ser humano se lanzó a una aventura sin precedentes en la historia de la humanidad, buscando, sobre todo, las riquezas que les ofrecía un planeta inmenso e ‘inagotable’ de recursos naturales.

Han pasado ya varios siglos y esos horizontes antes desconocidos están marcados por las huellas humanas. Todo está descubierto ya y esas sociedades aventureras y hambrientas de una mejor vida han quedado inmóviles en un mundo que se nos queda pequeño.

Esos océanos que fueron navegados por naos, carabelas y galeones están ahora ocupados por grandes buques que transportan innumerables bienes de consumo de un lado para otro.

Grandes barcos que junto a trenes, camiones y aviones son una pieza clave para sostener una sociedad de consumo que devora sin descanso los recursos naturales del planeta a la vez que los degrada y contamina. Aquel planeta que parecía inagotable ha sucumbido ante el expolio de sus riquezas. La especie humana sumida en un incomprensible desenfreno está atrapada en su propio progreso y no quiere parar un modelo económico insostenible que nos traerá consecuencias irreversibles para todos. Nuestro planeta está gravemente enfermo y los síntomas más claros se manifiestan en la perdida de biodiversidad y el cambio climático. Ante esta situación muchos seres humanos ven un futuro muy complicado para nuestra sociedad a no ser que pongamos remedio con medidas drásticas que cambien nuestra forma de vida y eviten una catástrofe medioambiental.

Ese sentimiento de incertidumbre también lo tenía la joven sueca Greta Thunberg cuando el pasado 20 de agosto de 2018 decide iniciar una huelga escolar por el clima. Thunberg decidió no acudir a la escuela los viernes hasta que su país redujera las emisiones de carbono tal y como habían suscrito en los Acuerdos de París. Su protesta ha servido como ejemplo a muchos jóvenes de otros países y ha sido el detonante para que el pasado 15 de Marzo de 2019 muchos de ellos salieran a las calles a protestar en lo que han llamado Friday for future.

La revolución verde está en las calles representada por los jóvenes europeos y amenaza con extenderse por gran parte del planeta. La realidad se impone y cada vez son más los jóvenes que están dispuestos a defender su futuro y alzar su voz. Como dice uno de sus lemas mas conocidos “No hay planeta B”.

Ese argumento tan contundente es también refrendado por el sexto informe de Naciones Unidas por el cambio climático avalado por 250 científicos de 70 países. En este documento se piden cambios drásticos para poder cumplir los acuerdos de París y poder evitar una situación irreversible sobre los recursos ambientales y la salud humana. El informe además resalta que la humanidad no está cumpliendo los objetivos fijados para 2030 y 2050 en lo referente a cambio climático, protección del medioambiente y desarrollo sostenible. La situación es preocupante debido también a que a los problemas anteriormente citados hay que añadir la perdida de biodiversidad, la contaminación del aire, la drástica reducción de los recursos hídricos, la contaminación por plásticos de los mares y océanos, la sobrepesca y la sobrepoblación humana. (En la actualidad somos 7.500 millones de habitantes y la ONU para 2050 prevé unos diez mil millones de personas).

Ante estos datos y realidades tan inquietantes no queda otro remedio que cuidar nuestro planeta y tomar medidas a nivel personal y políticas para revertir la situación. La sostenibilidad es por lo tanto el concepto del futuro en muchos ámbitos de nuestra sociedad.

Este nuevo concepto de sostenibilidad condicionará la política en un futuro próximo y tendrá como pilar básico el respeto por el medioambiente para poder crear ciudades eficientes en la lucha contra el cambio climático.

Ese nuevo modelo social de ciudades sostenibles comienzan a ser una realidad en determinados lugares del mundo donde se están empezando a tomar medidas destinadas a intentar paliar esta situación. Marbella también debe ser una ciudad que se posicione desde el punto de vista político y social a favor de la lucha contra el cambio climático y la perdida de biodiversidad y de esta forma fomentar proyectos ambiciosos en favor de nuestro planeta y la calidad de vida de los nuestros ciudadanos.

Los jóvenes son la esperanza y son ellos los que progresivamente van a demandar esas políticas necesarias para un futuro mejor. Son ellos, la primera generación en la historia de la humanidad que se verán obligados a defender y cuidar el hogar de todos. El planeta tierra.

Recuerdo cuando era niña

Recuerdo cuando era niña, el babi blanco para el colegio, la falda tenía que ser por debajo de las rodillas, nada de pantalones y mi lazo blanco recogiendo mi melena o adornando mis trenzas. 

Recuerdo que la explicación que nos daban a esta indumentaria parecía muy simple, pero en el fondo nos estaba marcando unas pautas de comportamiento, una división nada justa, entre niños y niñas.

El blanco, el color de la pureza, no sólo tenía que tapar nuestra ropa sino domar nuestro pelo, los pantalones eran para chicos y al igual que llevar la falda por encima de la rodilla no era de señoritas. Si las niñas no llevamos el pelo recogido con un lazo blanco, ¿ya no éramos puras?, si llevábamos la falda por encima de la rodilla ¿ya éramos unas ligerillas?, si no llevábamos el babi de color blanco ¿ya éramos unas insumisas?…

Recuerdo lo difícil que resultaba seguir todas estas reglas, realmente absurdas para unas simples niñas, pero sobre todo recuerdo que fue cuando aprendí que el género de una persona inexplicablemente sí importa, y que yo había nacido mujer.

Y que a los niños de nuestra edad se les estaba enseñando equivocadamente, que si un día quería llevar el pelo suelto ya no era pura, si llevaba una falda más corta entonces era una ligerilla, y si llevaba un jersey de rayas de mil colores era una insumisa. Recuerdo que en esta época empecé a ser consciente de todos esos tic educacionales y sociales que tanto mal están haciendo.

Desgraciadamente seguimos educándonos en una sociedad que hace que las mujeres tengamos que mirar hacia atrás, al caminar, al correr solas. Una sociedad anclada en esa educación de pelo recogido con lazo blanco, babi blanco y falda por debajo de la rodilla, como excusa para no poner la máxima pena por el delito cometido. Como siempre la Educación es nuestra asignatura pendiente.

Recuerdo lo feliz que estaba con mis amigas en las clases de Doña Isabel, y su manzana.
Esas mis amigas hoy en día son mujeres luchadoras, tiernas, atrevidas y todo lo que se puede esperar de unas grandes personas. Eduquémonos Todos y Todas para saber entender NO ES NO, para sentirnos seguras aún estando solas, para ser como queramos, sin etiquetas. Recuerdo que ODIO LAS ETIQUETAS.

Fabiola Mora Cañizares es socia y miembro de la Junta Directiva de Marbella Activa.

Ruta por Puerto Rico Bajo

Puerto Rico, su nombre es sinónimo de abundancia, de lugar premiado con un destino próspero. En este lugar discurre una vereda que se encuentra rodeada de montañas y si transitamos por ella nos adentrara en el corazón de Sierra Blanca. Durante el recorrido podemos ver como fluye la abundancia. El agua está siempre presente en los distintos nacimientos que allí se encuentran y a veces permanece  escondida bajo la piedra caliza, otras veces decide salir con fuerza de su escondite para ser protagonista y sonora en los días de lluvia.

Antaño los cultivos de secano acompañaban a huertas de riego y las aguas del nacimiento de Puerto Rico eran conducidas por centenarias atarjeas hasta la ciudad de Marbella. Me encuentro en el carril de la Mina, justo al lado de la cascada de Puente-palos, desde aquí me dispongo a comenzar mi ruta, pero antes de comenzar a caminar les cuento a mis acompañantes como era ese carril abandonado y el porque de esa extraña palabra, “Puente-palos”. Para entenderlo bien les enseño una fotografía del antiguo tren minero San Juan Bautista el cual pasaba por ese carril a finales del siglo XIX y principios del XX. Ese antiguo tren que parecía sacado del antiguo oeste americano transportaba el mineral de magnetita desde la mina del peñoncillo hasta el desaparecido muelle de hierro donde descargaba el mineral para ser trasladado a las bodegas de grandes barcos. Cerca de donde estamos la linea férrea sorteaba la cascada mediante un puente de madera, siendo ese antiguo puente el origen de la palabra Puente-palos. Mis compañeros están un tanto impresionados, me comentan que jamás se imaginaron que esta ciudad tuvo una explotación minera de esta índole.

Comenzamos a andar por la carretera que nos lleva a la finca de Puerto Rico Bajo, en todo momento vamos acompañados por el pinar de repoblación de pino carrasco, este pinar fue plantado a mediados del siglo XX atendiendo a las políticas forestales de aquellos años en las que se reforestaba con especies de crecimiento rápido. Llegamos a la finca de Puerto Rico Bajo y es a partir de aquí cuando Sierra Blanca comienza a mostrarse en todo su esplendor. El asfalto cede protagonismo a una pista de tierra y es casualmente en este lugar donde vemos una especie botánica de gran importancia, se trata de la bolina moruna. Le explico a mis amigos que se trata de un endemismo ibero-norteafriano y menciono su nombre científico, Genista haenseleri. La especie fue descrita para la ciencia por el botánico suizo Edmond Boissier durante el viaje que realizo por nuestras tierras durante mediados del siglo XIX y le puso el nombre de su amigo Haenseler un farmacéutico alemán afincado en Málaga. Boissier describió gran cantidad de especies en diversas comarcas de Andalucía, tanto, que está considerado el padre de la botánica andaluza. Tal vez la mas importante de todas, o al menos la mas conocida fue el descubrimiento del pinsapo para la comunidad científica en Sierra Bermeja. Sigue leyendo

Hay que reaccionar. Nos quitan el futuro

MapaProteccion

En un horizonte un tanto maltrecho vuelven a aparecer nubes muy oscuras que a juzgar por su aspecto no presagian nada bueno, parece que estamos a merced de una ola gigante que con su virulencia arrasa con todo lo que tiene a su paso y desaloja sin piedad lo mas esencial que posee el ser humano. La arrogancia y la inconsciencia se han aliado para volver a destruir la naturaleza, nuestro patrimonio natural. Planeamientos urbanísticos desafortunados, proyectos y promociones inmobiliarias fueron en un pasado no muy lejano eficaces depredadores del territorio y nuevamente parece que vuelven a la carga aunque lo peor es que esta vez lo hacen sobre tierra quemada y están dispuestos a devorar lo que queda del cadáver.

La costa del sol occidental tiene ya colmatado de urbanismo gran parte de su territorio mas cercano a la franja costera y apenas quedan huecos para rellenar de “civilización” lo que en un pasado fue naturaleza salvaje. De la misma forma que actúa una gangrena a la mancha urbanística no le queda otra solución que extender su infección hacia el interior de la costa del sol poniendo en peligro el importante y variado patrimonio natural que a día de hoy y con toda legitimidad disfrutamos muchos de los ciudadanos y turistas que residimos en este bello rincón de Europa y que, dígase de paso, son una verdadera vía de escape para muchos, después de una semana de trabajo agotador.

UrbanizacionRealQuintaLas grúas vuelven a aparecer timidamente en el horizonte y algunas de ellas serán colocadas previsiblemente en lugares muy sensibles para nuestros espacios naturales, en lugares donde reina una naturaleza que a golpe de urbanismo desmedido será destronada poco a poco. Un claro ejemplo lo tenemos en la macrourbanización conocida como El Real de la Quinta donde en estos días diversos colectivos medioambientales están poniendo en conocimiento de la opinión publica datos preocupantes sobre las dimensiones de estas obras y el deterioro irreversible que están causando al medio natural. El área afectada por las obras presenta un paisaje desolador debido sobre todo al embovedado y posterior relleno de la cabecera del arroyo Benabola y además las obras están afectando gravemente al río Guadaiza y su fauna acuática. Los colectivos recuerdan que el Guadaiza goza de protección a nivel Europeo ya que es un LIC lugar de interés comunitario y está dentro de la red natura 2.000 y resulta triste que ninguna administración este actuando para hacer cumplir las leyes de protección.

El macroproyecto se asienta sobre 2 millones de m2 y se construirán unas 2.000 viviendas, hotel, restaurantes, campos de golf y zona comercial. Todo esto tendrá sin dudas un fuerte impacto sobre las infraestructuras y los recursos hídricos y sobre todo tendrá una enorme presión humana sobre los valiosos espacios naturales cercanos, incluidos la zona sur del Parque Natural de la Sierra de las Nieves, el cual en un futuro próximo será Parque Nacional.

Con esta situación se debería hacer una reflexión ciudadana y poner el debate encima de la mesa sobre todo teniendo en cuenta que preservar nuestro patrimonio natural representa cada vez mas una garantía de futuro en varios sentidos. Hay que tener en cuenta algo muy importante. Las sociedades occidentales y muchos otros países de nuestro planeta están apostando cada vez más por la sostenibilidad y ya se empieza a hablar de una revolución verde que irá cambiando nuestros hábitos de vida en los próximos años. Amenazas como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad resultan fundamentales para que cada vez más ciudadanos estén sensibilizados en conservar sus espacios naturales, preservar los océanos de la contaminación por plásticos o que reclamen a sus gobiernos energías limpias y renovables. Sigue leyendo

Una charla entre amigos. Quinto aniversario de Marbella Activa

 Hacemos 5 años en Marbella Activa

Aquella no fue una conversación estéril como otras muchas que quedan en meras intenciones, con palabras cargadas de razón personal que no trascienden más allá de la barra de un bar. Aquella tarde de verano surgió algo especial de esa charla entre dos amigos preocupados como muchos de nosotros por la deriva económica y social que sufría nuestro país. Como se suele decir, y tras exponer nuestros puntos de vista, decidimos pasar de las palabras a la acción. A partir de ahí acordamos buscar a varios amigos más que estuviesen interesados en este proyecto y nos dimos un mes de plazo para convocar una primera reunión.

Fue la cafetería del hotel Sultán el lugar elegido para dar comienzo a una aventura cargada de compromiso, ilusión y expectación. Fuimos ocho amigos los que decidimos empezar a dar forma a esa futura asociación que estaba comenzando a nacer. Tras meses de preparativos el 14 de marzo de 2013 nació formalmente la asociación Marbella Activa en un acto celebrado en el Foro Cultural de Fnac de Marbella.

Tras una intensa andadura Marbella Activa cumple ya cinco años de existencia y son muchos los amigos que se han ido sumando a este bonito proyecto. La conversación de aquella tarde de verano continúa con la misma ilusión y compromiso social gracias a los miembros que componen esta asociación y que con su esfuerzo la mantiene viva. Personalmente estoy convencido de que el mayor valor que tenemos en Marbella Activa es la amistad que nos une a todos nosotros. Bajo esa base sólida compartimos ilusión y compromiso por nuestra ciudad y es además el combustible esencial para que nuestro proyecto sea atractivo, original y necesario para transformar la realidad que nos rodea.

Sabemos que para transformar esa realidad no nos podemos quedar de brazos cruzados. Es por eso que durante estos años han sido muchas las acciones realizadas y que abarcan distintos ámbitos de nuestra sociedad.

Hacer un repaso de lo realizado en los cinco años de existencia de Marbella Activa resulta realmente sorprendente. Para empezar, hay que destacar la publicación en nuestra web de 375 entradas, con más de 150 artículos y relatos de muy variados temas. etnográficos, medioambientales, económicos, culturales, encuestas sobre temas de ciudad, sobre patrimonio, turismo u opinión que han generado casi 120.000 visitas.

Además se han organizado numerosas conferencias, programas educativos y etnográficos en televisión y radio, incluso obras de teatro y campañas de crowdfunding para financiar una parte de nuestros libros ilustrados como son Marbella naturalmente y Descubre Marbella y San Pedro ola app educativa de este último. Hay que destacar también la creación de los premios de investigación histórica Fernando Alcalá, el concurso de relatos de Marbella Activa, nuestra candidatura para que el espeto de sardinas sea patrimonio inmaterial de la humanidad, la organización conjunta con otros colectivos del día del Tostón, el proyecto educativo con varios programas de radio y televisión como Con otra mirada o Ahora educación, la creación de la web ciudad educadora, la colaboración con la Carrera Urbana de Orientación, las actividades de voluntariado de limpieza de la naturaleza a través del proyecto LIBERA…

Son muchas las actividades llevadas a cabo, y todas con un trasfondo claro… un nuevo modelo de ciudad, es por eso por lo que nos opusimos y lideramos claramente el movimiento ciudadano de oposición al proyecto de construcción de los rascacielos en nuestra ciudad. Hemos promovido el conocimiento y la conservación de la Torre del Cable, ayudado a preservar las dunas de Artola y colaborado con Marbella por sus Árboles para conservar nuestra masa arbórea urbana. En nuestro modelo de ciudad el medioambiente es algo fundamental tal y como lo refleja el plan estratégico de Marbella. Es por eso que además de las actuaciones de limpieza en la naturaleza también se han realizado más de 30 salidas explicativas a nuestros espacios naturales y hemos creado la ruta por la biodiversidad urbana en distintos lugares de nuestro municipio. Además fue nuestro proyecto de recuperación del Lago de las Tortugas (un proyecto de recuperación del espacio natural para la avifauna) el más votado en los primeros presupuestos participativos de Marbella.

También el patrimonio histórico es importante en nuestra forma de ver la ciudad y es por eso que a lo largo de estos años hemos organizado distintas actividades donde se ha conocido el recorrido del tren minero San Juan Bautista, la ferrería de la Concepción y la villa romana de Río Verde. Y además estamos inmersos junto a otros colectivos en la Plataforma de defensa y mantenimiento del Trapiche del Prado.

Este frenético e incansable trabajo junto al buen hacer de nuestras actividades e iniciativas ha sido determinante para que a través de todos estos años seamos un referente en nuestra ciudad. Medios de comunicación, ciudadanos y políticos se asoman a nuestra asociación para ver que opinamos o que nuevas ideas y proyectos ponemos en marcha.

Crear ciudadanos más activos y conscientes de su realidad es lo que pretendemos en Marbella Activa. Queremos recuperar nuestro pasado, ponerlo a la vista de todos y rescatarlo del olvido más absoluto, necesitamos hacer realidad uno de nuestros deseos como colectivo, la creación de un digno museo etnográfico de Marbella donde se den a conocer nuestras costumbres, nuestras antiguas formas de vida, dar a conocer en definitiva nuestra desconocida historia. Queremos recuperar el pasado y sobre todo conseguir un futuro mejor para todos, ese es nuestro objetivo y para ello necesitamos de unos ciudadanos activos que nos acompañen y necesitamos igualmente seguir avanzando en nuestro proyecto de un modelo de ciudad sostenible en todos los ámbitos sociales, una ciudad de excelencia cuyo referente sea el plan estratégico como elemento vertebrador.

Han sido cinco años muy intensos y llenos de muchas satisfacciones, sobre todo cuando fuimos galardonados en los IV Premios de la Cultura de nuestra ciudad en el apartado de mejor colectivo. También han sido unos años de mucho trabajo por parte de todos. Estoy seguro que gracias a la vocación altruista de sus miembros y a su inagotable ilusión Marbella Activa seguirá adelante con la misma intensidad y seguirá siendo un lugar donde fluyen nuevas ideas que poner en práctica.

En breve os convocaremos a la celebración de este especial aniversario que queremos compartir con tod@s vosotro@s.

Gracias a todos.

Antonio Figueredo Navarrete. Cofundador y Vicepresidente de Marbella Activa

Gracias

social

Hace ya unos días, estando a la espera de empezar el programa de radio qué está pasando en nuestras aulas, me encontré a don Rafael de la Fuente. Hace muchos, muchos años tuve la suerte de tener a sus hijos como alumnos. No esperaba que se acordara de mi, pero me equivoqué: se acordaba y se interesó por lo que hacía en ese programa educativo. Rafael tiene esa especial cualidad, que solo acompaña a la buena gente, de hacer que te sientas importante, de conseguir que tus ideas parezcan valiosas. Y eso nos gusta a todos. Pero lo que más llamó mi atención fue que en la despedida me diera las gracias por lo que estaba haciendo. Ahí me descolocó y me provocó unas cuantas reflexiones: ¿Por qué me daba las gracias si no era algo que hiciera directamente para él?

Ahí descubrí que su nivel de conciencia ciudadana era especial:agradecía personalmente cualquier idea que se hiciera en favor de su ciudad. Esto solo me había pasado con mi amigo Arturo Reque, padre, otra de esas personas especiales que tengo la suerte de conocer.

Ese gesto me hizo pensar en lo mucho que debíamos a muchas personas que entregan lo mejor de sí mismos de forma totalmente desinteresada a esta ciudad y que, tal vez, nunca recibieron una palabra de agradecimiento. Nos cuesta decir gracias. A veces nos parapetamos en ideas como: “Es su trabajo, es su obligación”. Y es posible que sea su trabajo, pero es fácil ver cuando se pone un plus que no hay contemplado en ningún contrato. Y es de agradecer la buena disposición, la amabilidad, la sonrisa. Y hay otra opción a la que acudimos: “Algo irá buscando”. Esta es propia de conciencias cicateras, propia de esta sociedad viciada por el interés individual donde el idealismo no tiene cabida. “Regalar su tiempo así, sin más…Mmm…No creo”.

Pues sí, así sin más y sin esperar nada a cambio distinto del hecho de compartir tiempo y actividad con otros colegas tan locos como ellos, hay un montón de marbelleros de todas las edades, de todos los géneros y de muy distintas nacionalidades, a los que hoy quiero dar las gracias:

  • Gracias, voluntarios de esas aulas de convivencia, por vuestra generosa entrega de tiempo, de sabiduría y, sobre todo, de corazón.
  • Gracias, Marbella Activa, por los libros que nos habéis regalado, por vuestra defensa del espeto y por creer que la Educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo.
  • Gracias, Asociaciones, por cuidar este medio privilegiado del que somos parte y por poneros al lado de los débiles y los diferentes.
  • Gracias, vecinos, por vuestra sonrisa en mitad de tanta prisa y tanto cabreo.
  • Gracias, por atreverte a desear buenos días a todo el que tiene la suerte de cruzarse contigo.
  • Gracias a todos los que ponéis ese plus en vuestro trabajo diario pase lo que pase.
  • Gracias, gracias a todos los idealistas por compensar con vuestra ilusión este desequilibrado mundo. Gracias, gracias.

Francisco Cervera. Profesor y coordinador del proyecto educativo de Marbella Activa

El mejor chef

13502791_10206543355770402_5322904907867338152_o

Fue creado por el mar, sus olas y atardeceres. Por lugares vírgenes y solitarios donde las aves transitaban con su vuelo aquel paisaje totalmente natural desprovisto de artificios extraños. Fue creado por aquella naturaleza virgen donde la brisa del mar zarandeaba aquellas plantas de aspecto delicado que se asentaban en los arenales de la playa. Por aquel paisaje solitario dominado por el mar, un mar a veces violento y otras calmado donde el cielo y las olas compartían el horizonte y se fundían en él. 

Nació en aquel mar de abundancia, de aguas rizadas por el viento, de profundidades inalteradas, de secretos por descubrir. Era aquel, un lugar lleno de vida donde los humildes marengos se adentraban en completa complicidad dispuestos a encontrar su sustento.

Allí comenzó todo… en aquella frontera de arena que separa dos mundos muy distintos que se abrazan en el incansable batir de las olas. 

Allí, en aquel lugar de arenas movidas por el mar y el viento regresaban con el atardecer los humildes marengos. Todos esperaban con sus pies descalzos en aquel lugar de arenas. En aquel lugar mágico donde la luna se refleja. Fuego, sal, arena y mar, todo esto aderezado con el mayor ingenio. Noches de fiesta, de moragas junto al mar, noches de verano alrededor del fuego.

Allí nació el espeto, en aquella frontera junto al mar, en aquel lugar de arenas movidas por el viento. Solo el mejor chef pudo hacer la mejor creación culinaria, solo la necesidad y el ingenio, solo ellos, aderezados con las noches de luna llena, el mar y el fuego.

Antonio Figueredo Navarrete. Cofundador y vicepresidente de Marbella Activa

Fotografía tomada del facebook de Historia de Málaga atribuida a Vicente Tolosa. Espeto de sardinas en El Palo. Principios del siglo XX. 

Miremos al futuro

20160403_SendaBioSP_17

El domingo 3 de abril del año 2016 se celebró en el casco urbano de San Pedro Alcántara una visita guiada para dar a conocer la biodiversidad que existe en las ciudades y concienciar de la importancia que esta tiene para el bienestar de los ciudadanos que la habitan y de forma global para nuestro planeta. A la cita acudimos la plataforma Marbella por sus Árboles, SEO/BirdLife, la asociación San Pedro 1860 y nuestra asociación Marbella Activa. La organización del evento la llevaron a cabo la Delegación de Sostenibilidad y el Área de Medio ambiente de la Tenencia de alcaldía de San Pedro de Alcántara.

Aquel día y gracias a esta excursión urbana quedó oficialmente inaugurada la Senda por la Biodiversidad Urbana de San Pedro. La senda de recorrido circular consta de una serie de carteles informativos distribuidos por diferentes puntos del casco urbano donde se dan a conocer las diversas especies arbóreas que están presentes en calles y jardines. Además de todo esto también existen carteles haciendo referencia a las aves y al patrimonio histórico. El objetivo de esta senda es dar a conocer la cara más amable de nuestras ciudades, y a su vez la mas desconocida, concienciando a la ciudadanía del valor de su patrimonio ornamental. La naturaleza en la ciudad aporta múltiples beneficios y los árboles son sus principales valedores. Una ciudad sin árboles es una ciudad poco saludable y ausente de vida.

Uno de los lugares por donde discurre esta senda está en el conocido como «Palmeral de San Pedro» situado en la avenida Marques del Duero, arteria principal de esta localidad.

En este lugar tan emblemático de San Pedro un proyecto de obras poco afortunado amenaza seriamente la masa arbórea y ornamental que a lo largo de muchas décadas ha sido el elemento más destacado no solo de esta avenida, sino que también ha sido seña de identidad de los propios vecinos de San Pedro.

 Al parecer el proyecto de remodelación de esta avenida pretende eliminar parte de la masa verde actual y transplantar algunas palmeras centenarias de ubicación con el consiguiente riesgo de que mueran en el transcurso de esta operación.

 Nuevamente asistimos en nuestro municipio a una nueva y desafortunada situación donde un proyecto se realiza sin el consenso con los vecinos y donde nuestras zonas verdes siguen sin ser reconocidas como se merecen puesto que esta masa verde y sus grandiosas palmeras centenarias deben ser integradas en la remodelación de esta avenida puesto que son elementos destacados y de un gran valor sentimental. El futuro de nuestras ciudades incluida la nuestra pasa por valorar y respetar estos espacios verdes que son mucho mas beneficiosos en todos los aspectos que el frío y desolado hormigón. La tendencia en los países europeos de nuestro entorno esta encaminada a potenciar las zonas verdes en las ciudades y crear espacios arbolados destinados a aumentar la biodiversidad, luchar contra el cambio climático y sobre todo fomentar la calidad de vida de sus ciudadanos.

Queremos por tanto una ciudad que mire al futuro, lejos de los espacios grises y estériles. Una ciudad del siglo XXI donde las zonas verdes permitan lugares tranquilos para que los niños puedan jugar bajo la sombra de sus árboles. Debemos recordar que somos una ciudad turística y que nuestros visitantes valoran cada vez más sus destinos vacacionales por su trato al medio ambiente. Un proyecto donde se tenga muy en cuenta los espacios verdes son muy valorados por los turistas. En definitiva, desde Marbella Activa pedimos que se reflexione y se busque la mejor solución siempre por supuesto mirando al futuro y a nuestro patrimonio natural.

Antonio Figueredo Navarrete. Cofundador y Vicepresidente de Marbella Activa

Super Lover: una historia de reciclaje

Superlover

Hoy en una jornada de limpieza en el pinar de Nagüeles, que organizamos dentro del proyecto LIBERA, encontré esta curiosa chapita en mitad del campo, semicubierta por la tierra y por el olvido material de lo que ya no vale. Ese tipo de distintivos que se ponen en la parte trasera de los coches a modo de declaración de intenciones. Desconozco su historia y la intención real de su dueño, tortolitos o patitos fogosos que seguro podría inspirar un relato tan erótico como surrealista, una tarea que la dejo para aquellas mentes capaces o con tiempo para inventar ese tipo de historias.

A mí me sirve para honrar a esa capacidad humana, y también de otras especies, que es la de colaborar en algo que les trasciende, que no es simplemente por pura satisfacción personal sino por un interés general o para mejorar el medio ambiente, el nuestro, como es el caso de hoy. 

Por eso agradezco a todas esas personas, adultos y niños, que seguro que tenían muchas cosas mejores que hacer y que hoy han madrugado para intentar que nuestros espacios naturales sean lugares libres de nuestra propia basura. Éramos apenas un grupo de treinta y tantos pero capaces de unir voluntades para recolectar esos olvidos imperdonables: 19 bolsas amarillas repletas de plásticos varios, 8 bolsas verdes de vidrio, 5 bolsas azules de papel y cartón ( clínex con fines escatológicos) o 48 bolsas de no reciclable (con una mayoría de toallitas húmedas). También un colchón, un asiento de camping, alfombras, moquetas, material electrónico para escuchar cintas, un maletín (vacío) y 6 palos largos de escoba, cortina o herramientas. Abandonados a su suerte como si la tierra fuera capaz de tragar nuestra porquería y nuestra desidia para mantenerla impoluta.

También una chapita de SUPER LOVER que nos recuerda que hasta las intenciones más libidinosas como nuestros recuerdos materiales acaban abandonados en los espacios más insospechados y no en el sitio que les corresponde: como el del reciclaje, ese lugar donde la basura puede volver a la vida aunque sea material y no desperdigada en nuestra naturaleza.

Javier Lima Molina. Cofundador y presidente de Marbella Activa

Limpieza Nagueles

Luchar contra el olvido y el abandono

WhatsApp Image 2017-11-05 at 20.45.17

El desastroso error de acumular toda la arena y gran cantidad de agua de mar junto a los eucaliptos de la playa de San Pedro  durante los trabajos de regeneración de la arena en la playa y que provocó su muerte, nos imaginamos que ha servido de precedente para que no ocurra en ningún otro lugar de nuestro país.

Ya hemos superado el duelo que nos costó la muerte de las dos terceras partes de los eucaliptos que hacían de la playa de San Pedro Alcántara un lugar singular. Incluso vimos como positivo que se intentara sacar un provecho del desastre dejando, tras la tala obligada de los árboles, los tocones de tres metros de altura para convertirlos en tallas que dieran un toque artístico al paisaje.

Se lanzó una propuesta abierta desde la Tenencia de Alcaldía de San Pedro para que artistas interesados o interesadas presentaran sus bocetos y, una vez aprobados, los ejecutaran en los troncos. Respondieron dos empresas que patrocinaron la talla de algunos de los árboles y todos hemos disfrutado de las esculturas, incluso se han convertido en un atractivo añadido al paseo marítimo. Muchas personas paran frente a ellos para contemplarlos.

En estos momentos la madera se está empezando a degradar al no haberse procedido a aplicarle los tratamientos de defensa ante las condiciones climáticas y ante la acción de los xilófagos que en poco tiempo terminarán por destruirlos. Ahora empiezan a dar sensación de lástima más que apreciar su belleza.

Queremos saber si desde la Tenencia de Alcaldía de San Pedro o desde otra instancia oficial se está pensando en continuar con la obra empezada.  Si no hay nada pensado desde Marbella Activa nos ofrecemos para iniciar una campaña ciudadana para hacerlo. Pensamos que si la talla es problemática se puede abrir la propuesta también a la pintura. Planteamos la posibilidad de abrir un concurso de ideas para determinar los temas a plasmar en los troncos y también una campaña de recogida de fondos para financiar su ejecución si desde el Ayuntamiento no pueden financiarlo.

 MARBELLA ACTIVA. “Por una ciudadanía activa”