Cuando Sierra Blanca toca el mar

20150410112747_IMG_2220-01El pasado día 10 de abril nuestra asociación junto a Mujeres en las Veredas y la Delegación de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Marbella realizamos una salida para dar a conocer los valores ambientales de nuestro municipio. Esta vez se efectuó un itinerario que recorrió parte del arroyo Guadalpin.

Comenzamos nuestra senda desde el maravilloso entorno de la Cascada de Camoján para luego visitar el cercano Nacimiento de las Ánimas donde el historiador Francisco Javier Moreno nos describió todos los secretos de ese lugar mágico. Desde allí comenzamos pausadamente el descenso hacia el mar donde finalizaría nuestro recorrido. A través del camino pudimos conocer como era ese entorno del Guadalpin en su estado natural, visitar y conocer la historia de un molino harinero del siglo XV situado en el cauce del arroyo y que afortunadamente aún sigue en pie ya que estuvo desempeñando su función hasta mediados del pasado siglo XX. Ademas justo en ese lugar contemplamos un bosque de ribera que milagrosamente se encuentra bien conservado y que tiene una gran importancia puesto que posee un tipo de Sauce muy singular a nivel internacional, perteneciente a la especie Salix pedicellata.

Antes de adentrarnos en el entorno urbano pudimos observar en el lecho del arroyo el majestuoso helecho de acequia Pteris vittata, y un pequeño rodal de Quejigos que con sus bellos portes ponían la imagen pintoresca a esta senda. Seguidamente y tras una pequeña caminata finalizamos la excursión en las cercanías del mar.

El objetivo se había cumplido, la excursión fue sido un éxito en todos los sentidos. Los asistentes pudieron conocer sobre el terreno los numerosos valores y atractivos tanto medioambientales como históricos. Además se pudo constatar la importancia que puede tener esta ruta desde el punto de vista turístico ya que conectaría Sierra Blanca con el mar, partiendo desde el paseo marítimo. Otro elemento importante que se observó es la necesidad de que en el futuro sea un sendero integrado en el paisaje, que no desvirtúe  su valor ecológico. Este proyecto debe incorporar un nuevo concepto de tratamiento del medio natural en nuestra ciudad. Debe contar con paneles informativos que nos expliquen sus valores ambientales ademas de tener en cuenta la rehabilitación de esos espacios naturales por donde discurre a menudo degradados por la acción humana, sobre todo los tramos urbanos que atraviesa el arroyo Guadalpín que deberían recuperarse para nuestro disfrute y su adecuado conocimiento y conservación.

Fotografía: Paco Gómez

El envío de comentarios e ideas supone haber leído y aceptado la política de privacidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *