Las Estaciones y los Días: El Tostón

leyld-1-1014x552

Las Estaciones y los Días: El Tostón

El castañero utiliza su radio a pilas como altavoz del mundo, como una llamada profética de un tiempo de cambio profundo en el que la naturaleza se recoge y se repliega sobre sí misma para soportar la crudeza del invierno. Y en este recogimiento, el ser humano salpica de actividades paganas y ancestrales el tránsito. Y se despide de sus congéneres con un abrazo de solaz festivo.

En el punteo de la memoria, uno recuerda la llegada del castañero como el punto final definitivo a los veranillos, a los veroños, y la preparación de un tiempo más frío, más recogido, más solitario y aislado. Pero también la arribada de nuevos perfumes, de nuevos colores, de nuevos sabores. Y la castaña como punto de inflexión en todo este cambio.

Porque el perfume, humo saturado de blancos, que puebla las esquinas de las ciudades en este tiempo, es el hilo conductor que nos lleva al importado e imbatible Halloween, al Día de los Difuntos y, en diversos puntos de la provincia de Málaga, al Tostón.

Una fiesta singular que en la serranía de Ronda, tremendas laderas, umbríos valles, se tiñe de cobrizos y de naranjas y de ocres en un espectacular manto y cobra una intensidad especial. Una fiesta, esta del Tostón, que se celebra con castañas asadas y aguardiente como ingredientes principales, en una remembranza antigua de última recogida, de recolecta de los excedentes de la cosecha, de celebración por el trabajo realizado. Y que se traslada a otros lugares como la Sierra de las Nieves y localidades como Ojén, con su Tostón Popular, Fiesta de Singularidad Turística Provincial, o Marbella, que aún conserva la tradición del Tostón entre su agitada vida turística.

Un buen día, 1 de noviembre, para acudir al campo, prender una candela en los espacios habilitados, echarse al coleto un par de vasos de aguardiente y esperar el asado de la castaña en esas fraguas culinarias de ollas agujereadas en su fondo y el carbón ardiente que las tuesta con caricia hasta curtir su exterior y mantener su corazón al punto.

Esa espera se ha acompañado en la fiesta del Tostón de otros avíos como pasas en aguardiente, tocino asado, chorizos a la lumbre y todos aquellos preparados tradicionales que espantan los fantasmas de los difuntos y calientan el alma de los vivos.

Es una jornada, además de contacto con la naturaleza, de posar las manos sobre la tierra fría y sentir el poder telúrico que emana de ella, de reconciliarnos con los espacios verdes que tenemos a nuestro alrededor, de mostrar respeto a los ciclos de la vida en los que una parte se destruye o ausenta para hibernar y despertar después con nuevos bríos en la primavera.

Y si se hace con amigos y amigas, mejor. El calor humano, trascendental en estos tientos, razón de existir en tantas ocasiones.

Y es importante que en el frenesí de la fiesta de Halloween que todo la ha fagotizado, que todo lo ha engullido, que todo lo ha devorado, guardemos el 1 de noviembre para recoger la tradición de nuestros ancestros, llevarse un puñado de castañas en la faltriquera y festejar con la naturaleza la llegada definitiva del otoño de la mano del tostón.

El castañero utiliza su radio a pilas como altavoz del mundo, y yo celebro su llegada como una llamada profética.

Artículo publicado en Ievenn.com por nuestro socio, periodista y poeta Israel Olivera

Marbella bajo el mar

Uno de los tesoros más desconocidos que alberga nuestra querida Marbella, se encuentra oculto bajo la inmensidad de su mar. Un mar azul intenso que recorre sus 27 km de costa sin tener identidad propia, ya que forma parte del Mediterráneo más occidental y el Atlántico más oriental. Un choque de masas marinas que impactan entremezclándose y constituyendo un ecosistema marino único, y muy especial.

LUCHA DE TITANES

Una de las características que más destacan en los fondos marinos marbellíes, es la eterna contienda entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo. La batalla comienza cuando la masa de aguas frías procedente del salvaje Atlántico y que penetra con el viento de Poniente, choca contra la masa de aguas cálidas que aporta el Mediterráneo cuando ruge el Levante.

Así, en función del viento que sople, las aguas costeras de Marbella ofrecen un escenario diferente, con temperaturas que pueden oscilar drásticamente y que se hacen sentir en los cuerpos de los buceadores que se aventuran en sus profundidades.

Todo este conflicto de masas marinas, se transforma en un rico y muy diverso ecosistema submarino donde conviven especies típicas del Mediterráneo en plena armonía con las propias del Atlántico.

SU LECHO MARINO

En la Naturaleza, todo ecosistema necesita un lugar físicamente estable donde asentarse, para dar soporte a las especies que viven adheridas al él. Éstas a su vez, proporcionarán ventajas biológicas a otras especies que pueden desplazarse libremente.

En el caso de un ecosistema submarino, ese lugar estable es el denominado lecho marino o “bentos” y puede presentarse de dos formas en función de su consistencia. Si el lecho marino presenta consistencia dura, se denomina fondo rocoso, y si la presenta blanda, se trata de un fondo de limo, arenal, cascajo, o fondo de cantos rodados, según el tamaño de las partículas que lo componen. Aunque luego en realidad, el lecho marino se presenta entremezclando la arena con rocas, con praderas submarinas de plantas, jardines de gorgonias… constituyendo así, lo que se denominan fondos mixtos.

Ecosistema marino típico los fondos rocosos marbellíes.

Ecosistema marino típico de los fondos rocosos marbellíes.

Significativamente y desde el punto de vista de la belleza, un ecosistema con una buena parte de sustrato rocoso, genera más vida y color, que un arenal por ejemplo, ya que las posibilidades de fijarse sobre la roca son mayores que las de hacerlo sobre las partículas de arena.

Lamentablemente, toda la belleza de un arenal submarino se encuentra enterrada a lo largo de toda su extensión, y hay que tener mucha paciencia y muy buen ojo, para detectar las huellas que delatan la presencia de sus criaturas. Aunque también encontramos excepciones, como la criatura que se ve en la siguiente imagen.

Algunos invertebrados pueden anclarse en el arenal, debido a su estructura de tubo que fija al resto del organismo. En la imagen observamos un pólipo solitario de la especie Cerianthus membranaceus.

Algunos invertebrados pueden anclarse en el arenal, debido a su estructura de tubo que fija al resto del organismo.                                                   En la imagen observamos un pólipo solitario de    la especie Cerianthus membranaceus.

Marbella destaca más bien por fondos rocosos, fondos de cantos rodados, mixtos de arenales con barras rocosas, alguna pequeña extensión de praderas de la planta “Posidonia oceanica” y algunas extensiones a modo de jardines de algas, pero ya en menor proporción.

Sigue leyendo

Sin ti no soy nada

Abeja en JuanarLa naturaleza, la madre tierra, Pachamama o como queramos denominarla, no nos pertenece en absoluto, ni nos necesita. De hecho, siempre ha estado ahí, muchísimo más tiempo del que nosotros como especie llevamos de alquiler en este hermoso rincón del universo como un destructivo virus que colonizara la Tierra. Sin embargo, nosotros sí la necesitamos a ella, no podríamos subsistir sin ella y vivimos de espaldas a esa verdad y a sus mensajes, como el cambio climático, del que el hombre, y su actitud hacia el medio ambiente, es responsable directo.

Te invitamos a leer este artículo de Javier Lima sobre la importancia del medio ambiente y la necesidad de tomar conciencia sobre él y nuestra propia actitud como ciudadanos.

Ver artículo Sin ti no soy nada

Morir de éxito

Marina de la Bajadilla REn este artículo de Javier Lima, publicado en el diario digital Marbella24horas, nos plantea un debate necesario al que deben hacer frente las ciudades a la hora de fomentar el turismo y la afluencia de su más preciados recursos, los turistas. ¿Qué impacto suponen determinados proyectos sobre un destino que aspira a la sostenibilidad y a la excelencia turística? ¿Puede un destino urbano sufrir graves consencuencias por no haber gestionado los flujos turísticos ni su impacto sobre la ciudad? 

Si le preguntáramos a un comerciante, un hotelero o a cualquier marbellí cuántos turistas les gustaría que llegaran a Marbella, una respuesta sería la más frecuente: cuantos más mejor. A mayor número de visitantes, mayores son los ingresos que recibe la ciudad, más empleo y se supone que mejor nos irá a todos ¿Quién no vive de esta industria sea de forma directa o indirecta?  ¿Se puede morir de éxito? A algunas personas les ha supuesto el principio del fin. A las ciudades, que no son menos, les puede suceder un proceso  similar y de hecho existen unos cuantos ejemplos.

Ver artículo Morir de éxito

Málaga Hoy recoge las propuestas de SEO y Marbella Activa para los embalses de El Ángel

El Angel - 1965 - vista aérea -REl interés por recuperar nuestros espacios naturales y nuestro medioambiente local son afortunadamente cada vez más demandados por los ciudadanos y de ello se hacen eco los medios de comunicación. La reciente publicación en esta web de Marbella activa de un artículo donde se hablaba de la situación medioambiental de los antiguos embalses de El Ángel y las propuestas de conservación ha despertado el interés de la periodista del diario Málaga hoy, Elisa Moreno. Por este motivo este diario provincial publicó una noticia donde se pone de manifiesto el lamentable estado de conservación de las zonas húmedas de nuestro municipio y en especial de estos embalses de El Ángel. También se da debida cuenta de las medidas de conservación propuestas por SEO y Marbella activa para estos embalses en la revisión del catalogo de valores ambientales del PGOU que a día de hoy, pese a la aportación de propuestas no se tiene noticia alguna del Ayuntamiento con respecto al estado de esa revisión.

Artículo de Málaga Hoy. Los huemedales llaman a la reforestación

Propuesta de Marbella Activa al Catálogo de Valores Ambientales

Artículo de Cilniana. La Colonia agrícola de El Ángel

Miradas ocultas

ojo1Te recomendamos esta crónica de Antonio Figueredo tras el paseo urbano que el pasado 4 de octubre nos reunió a varios colectivos liderados por la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Málaga) para mostrarnos cómo la biodiversidad urbana esconde mucha vida, entre ellas las aves.

La inmensa mayoría de las personas pensamos que las ciudades son lugares que quedan aislados y al margen de los espacios naturales que tienen a su alrededor, creemos que la naturaleza dejó ya de existir sepultada por el asfalto y ocupada por grandes edificios. Sin embargo el espacio urbano puede acaparar hasta un 20% de las especies aviares ¿Quieres descubrir este mundo invisible?

Ver artículo Miradas ocultas

El impúdico erotismo de los pedales

cropped-3.-Ricardo-Soriano.jpgEn los alrededores de lo que antiguamente era un convento de viudas y solteras –el Begijnhof, en pleno centro de Amsterdam– ahora se exhiben sin pudor los cuerpos desnudos y lubricados de mujeres que se alquilan por un rato de placer y un billete sudado. Se muestran en los escaparates, unas como marmóreas estatuas clásicas ante el continuo ronroneo de la calle, otras como muñecas que se contornean por control remoto para deleite de los impávidos viandantes. Y hacia las nueve de la mañana, en el patio del convento ya no cabe una bicicleta más.

¿Qué ha ocurrido en Holanda en los últimos 20 años? Las bicicletas son sagradas, son el nuevo dios de los ateos del norte, el moderno tótem de los civilizados y verdes europeos del siglo XXI. Y nos reconquistan, la avalancha de ciclistas baja del frio, imparable, en silencioso pedaleo, incesante, creciente. Es la erótica irresistible del pedaleo. El nuevo ejército de fanáticos ya está tomando al sur. Silencioso, cadente, ha tomado Sevilla. Ya viene por Málaga, donde ha ocupado el centro, y dicen que pronto tomará Marbella, el último bastión posible, lo más al sur. La dulce y montañosa Marbella no se podrá resistir al silencioso encanto de los timbres y los destellos cromados.

Este artículo del magnífico periodista de El País Pablo León nos cuenta como se han vuelto locos los holandeses, y como nos volveremos aquí. Marbella Activa se monta de un salto a la erótica bicicleta.

Artículo Holanda culto a la bici

José María Sánchez Alfonso. Socio de Marbella Activa

Entrevista a Belén Barreiro

CYMERA_20140911_001558Compartimos esta interesante y extensa entrevista a la socióloga Belén Barreiro sobre el actual panorama político. Un debate que enriquece con una opinión lúcida cargada de conocimiento.  En la misma se repasa el papel  de la monarquía, la desconexión de la clase política con la ciudadanía, la fractura entre la élite y la ciudadanía, el cambio de debate de derecha-izquierda a ciudadanía-élites,  la irrupción de Podemos como fuerza política, del empoderamiento de una ciudadanía que se ha vuelto más activa y solidaria dispuesta a dar con las soluciones, el referéndum catalán, democracia y corrupción, etc. Merece la pena leerla.

Leer la entrevista

El nuevo resurgir inmobiliario, espacio para el debate

Puerto Banús RLa noticia de la recuperación del mercado inmobiliario es un hecho innegable para los que vivimos en Marbella que hemos visto como las viviendas en venta han empezado a venderse  de nuevo y como los precios parece que han tocado fondo. Los datos estadísticos también lo avalan en cuanto a las transacciones inmobiliarias donde Marbella es el municipio con mayor número de estas  en el primer trimestre de 2014 en la provincia de Málaga con 890 y el octavo en el panorama nacional. Si lo comparamos con su población para relativizar los datos, seríamos el segundo municipio de España después de Torrevieja. También hay otros datos como el mayor número de licencias de obra mayor que así lo confirman.

Esta recuperación es el momento propicio para abrir el debate, como lo ha hecho Encarnación Jeréz  en el diario Málaga Hoy. Para Marbella Activa el urbanismo es un tema de enorme calado para el futuro y el modelo de ciudad que exige un periodo de reflexión entre agentes claves, los expertos, la administración y la ciudadanía para saber dónde estamos y hacia dónde queremos ir. El urbanismo es el espacio donde se desarrolla la vida de las personas y no se puede dejar sólo en manos de la iniciativa privada. El interés general debe siempre tutelar el proceso.

Marbella Activa tiene claro que antes de crecer más es necesario debatir de forma constructiva y estratégica sobre la ciudad que queremos en el futuro: de su huella ecológica, de equiparar el déficit  de infraestructuras y equipamientos públicos a lo ya construido y su población real, de renovar y reciclar lo ya construido, de espacios urbanos para la convivencia, de parques periurbanos,  serían sólo algunos de los temas críticos que podríamos enumerar.  En definitiva la idea de Marbella Activa, después de un periodo de reflexión interno entre sus miembros que se vio plasmado en el documento “Propuestas de Marbella Activa hacia un  modelo de ciudad”, es que debe contemplarse, y con urgencia,  un proceso de transformación y regeneración urbana donde subsanemos muchos de los déficit existentes: movilidad sostenible, eficiencia energética, sanidad, saneamiento y depuración, educación, cultura y ocio. Marbella quiere ser un destino de excelencia pero debe  serlo en todos sus aspectos y, sobre todo,  cuidando su urbanismo y espacio común de todos encontrando el equilibrio entre la creación de riqueza y el desarrollo sostenible, entre lo moderno y lo tradicional, entre lo cosmopolita y nuestra identidad cultural de pueblo andaluz, entre el turismo de calidad y su cohesión social. Un reto que exige antes de nada debate, participación ciudadana y toma consensuada de decisiones.

Os recomendamos este artículo de Encarnación Jeréz “Marbella El despertar del ladrillo” sobre este necesario tema a debatir: el urbanismo y el desarrollo sostenible de Marbella.

Ver artículo de Málaga Hoy

¿Ciudad inteligente?, ¿Ciudadano tonto?

Smart_citiesDesde que Masdar (en Arabia Saudí) y Songdo (Corea del Sur) se consideran el paradigma de las Smart Cities esto se ha convertido una loca carrera hacia la inteligencia urbana, una carrera de fondo en la que no nos han explicado claramente dónde está la meta, qué distancia vamos a recorrer, ni cuál es el premio. Corremos a ciegas, sin apenas haber entrenado, ni siquiera unos estiramientos antes del pistoletazo de salida. Incluso se han sumado ciudades sin apenas fondos para servicios sociales de calidad, sin presupuesto para mantenimiento de infraestructuras esenciales.

¿Se ha preguntado a los ciudadanos si quieren vivir en una smart city? ¿queremos gastar nuestros impuestos y hasta endeudarnos para tener una ciudad inteligente?, ¿nos toman por tontos y por eso que no nos informan? Quizá preferimos los ciudadanos mirar para otro lado, actitud cómoda e indolente donde las haya, que ahorra exigir responsabilidades al político y que añade ese plus de placer final, ese chulesco chasquido de lengua del visionario de cola de supermercado: “lo sabía, siempre lo dije, esto no funcionaría”.

¿Queremos una ciudad humana o una ciudad tecnologizada?, ¿nos gusta nuestra ciudad imperfecta, tal y como es, o preferimos una ciudad perfecta, y que nos controla? ¿una ciudad dirigida por sus habitantes, diversos y espontáneos, o una ciudad digitalizada y gobernada por Microsoft, IBM o Cisco?.

Sal de dudas leyendo este interesantísimo artículo de un experto en sociología y urbanismo Evgeny Morozov publicado en El País. Y buena suerte en la carrera.

José María Sánchez Alfonso

 Ver artículo